Opinión

Uber le entra al populismo

1
   

    

Uber.

Pronto en la capital de la República tendremos que dividir los cosos y las cosas en AC y DC.

O lo que es lo mismo, en el exDF tendremos que hablar de lo que ocurría Antes de las Contingencias y lo que sucede Después de las Contingencias.

Los chilangos tendremos claro, por ejemplo, que antes, es decir AC, mediante créditos “sin intereses” a tres, cuatro o cinco años nos hacíamos de un auto con el que muchos escapábamos al Hoy No Circula.

Hoy, DC, tenemos que ajustarnos a la realidad de que así estemos pagando un coche nuevo o no tan viejo igual dejaremos de circular al menos dos días al mes. Ni modo, así es la vida DC.

Pero no sólo el Hoy No Circula cambió DC.

AC, por ejemplo, Uber trataba de evitar el populismo y algunos lo veían como el paradigma de eso que llaman la garra, perdón, la mano invisible del mercado. En cambio, ahora que estamos en la era DC, Uber parece no haber podido evitar la tentación y le ha entrado al populismo al anunciar que por las contingencias ambientales ha decidido topar en 4.9 veces sus tarifas.

Uber, la empresa que para algunos llenó el vacío que habían dejado, por un lado, un pésimo transporte urbano masivo y, por otro lado, taxistas acostumbrados (en general) a hacer su regalada gana, no pudo resistir el encanto de lo políticamente correcto. En vez de hablar con la verdad, en vez de decir, la tarifa dinámica es nuestra columna vertebral, prefirió sumarse a la mentira que le propusieron desde la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y han salido a decirnos que sus precios tendrán un tope, aunque ese tope sea realmente una mentira.

Volvamos al principio, es decir, volvamos a AC: el problema del transporte público en la capital, y en muchas ciudades de México, data de hace mucho, sobre todo de mucho antes de la aparición de Uber y plataformas similares.

Por tanto nadie debe ceder a la ilusión de pensar que Uber tiene la obligación de ser LA (en mayúsculas) solución a añejos problemas en movilidad.

En todo caso, Uber se había convertido, AC, en una alternativa para ciertas capas sociales. Pero desde que llegaron las Contingencias es muy frecuente toparse con que la tarifa dinámica aparece mucho más a menudo que AC, y con ello uno, usted, yo, es decir el único responsable del uso o no de Uber, debe decidir si solicita ese servicio o no.

La mentira populista de Uber es grosera y gratuita. Cuando anuncian que toparan la tarifa en 4.9 veces lo que en realidad nos dicen es que el monto mínimo por dejada será de 171 pesos. Una lana.

Dicho de otra manera, ir de Polanco a Perisur suele costar alrededor de 120 pesos. Si se dieran las circunstancias de que por Contigencia Ambiental el aumento en la demanda de Uber llegara al máximo, esa tarifa sería de 588 pesos. Es decir, 8 salarios mínimos por un viaje que se puede hacer en 40 minutos. Impagable.

Insisto. Nadie está obligado a tomar un Uber para desplazarse. Y nadie puede culpar a Uber de no ser la solución a nuestros vicios en transporte público.

Pero lo que yo sí pediría es que siguieran siendo los de AC, es decir un servicio que decía, con desenfado o cinismo, esto soy, así cobro, si te gusta bienvenido, si no, tan felices como siempre.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
No te preocupes, Juan Armando
Asaltos en la T2 del AICM
El gobierno y Pemex, arreglar lo que descompusieron