Opinión

Tres mexicanos dijeron

 
1
 

 

Tres mexicanos dijeron.

Singapur.– Me reuní con tres jóvenes mexicanos que viven desde hace algunos años en esta ciudad asiática. Fuimos a cenar tacos al restaurante Señor Taco, cuyo propietario es Alejandro Blanco, un joven empresario regiomontano que encontró un nicho hace tiempo con un restaurante situado en el distrito más visitado por locales y turistas. Al llegar había clases de baile, con unas 12 parejas aprendiendo bachata.

Al finalizar, un grupo de singapurenses cantó en vivo.

Los tres mexicanos con que me reuní tienen cualidades excepcionales. Uno fue Héctor Cabrera, un treintañero con dos doctorados —uno en Rusia y otro de Alemania—, que es una de las tres personas en el mundo autorizadas para tomar muestras de tejido coronario en operaciones a corazón abierto. Todos los días Héctor ingresa a algún quirófano en el momento justo cuando hay un corazón abierto. Ahí, toma muestras de tejido y las analiza en su laboratorio. Alguien me dijo que Héctor tiene potencial para contender por un premio Nobel conforme sus triunfos se sigan acumulando.

Otro mexicano con el que hablé fue Diego Sierra, dedicado a promover arte y organizar eventos con obra de artistas mexicanos. Diego representa aquí a la galería Kurimanzutto, y afirma que empezó su negocio haciendo todo lo que los demás no querían hacer. Al cabo del tiempo se convirtió en un especialista.

Finalmente, el tercer mexicano era un consultor de finanzas que sueña con poner algún día su propia empresa. Entretanto, combina las finanzas con otras actividades, como cantar. De vez en cuando ameniza en el restaurante Señor Taco, con un acento de su natal Irapuato.

Prácticamente toda la gente con la que me he reunido aquí coincide en una cosa: urge estrechar los lazos entre Singapur y México, sobre todo en un contexto de posible renegociación del TLCAN. Ya hay iniciativas para ello: el año pasado el Presidente Tony Tan Keng Yam visitó al Presidente Peña Nieto en la Ciudad de México y en la mira está un posible acuerdo comercial que sería uno de los equilibrios que la Secretaría de Economía de Ildefonso Guajardo buscaría para recuperar algo de lo que se perdió tras el desmoronamiento del TPP.

El interés por México es muy patente en esta isla. Notorio. De hecho, la firma Surbana Jurong, responsable de la planificación urbana de este país, establecerá una oficina en Monterrey en un par de meses. Desde ahí pretende sumar fuerzas para proyectos de infraestructura como el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y otros en la región latinoamericana. Su experiencia es en la creación de ecosistemas integrales que permitan el desarrollo tomando en cuenta las necesidades amplias de la comunidad con una visión de largo plazo.

Twitter:@SOYCarlosMota

Correo:motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:

Precio del agua subirá 30 por ciento


“Tengamos el valor de afrontar las pérdidas”

Volaris pisa talones de Delta en rutas México - EEUU