Opinión

Tres, en la recta final hacia Banxico

 
1
 

 

Banxico

La moneda mexicana mantiene un mal desempeño ante la divisa estadounidense, al punto de que en las últimas 17 sesiones el tipo de cambio ha cotizado sobre 19 pesos por dólar en operaciones al mayoreo.

En los próximos días, el peso seguramente mantendrá un sesgo negativo ante la incertidumbre sobre la renegociación del TLCAN y las dudas del mercado respecto a quién será el próximo gobernador del Banco de México, en sustitución de Agustín Carstens, quien deja el cargo el 30 de noviembre.

En la recta final quedan tres candidatos al puesto, según personas informadas en el tema:

Alejandro Díaz de León, subgobernador del Banxico; José Antonio González Anaya, director general de Pemex, y Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda.

A José Antonio Meade, secretario de Hacienda, ya lo ven fuera de la contienda para el Banco Central, en espera de la designación del candidato presidencial del PRI.

Aun así, en el mercado hay cierto temor de que el relevo de Carstens dependa de cálculos políticos.

El presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, exigió que el nombramiento “responda a criterios técnicos y garantice una sana autonomía” del Banxico.

Díaz de León es desde enero pasado miembro de la Junta de Gobierno del Banco Central, por lo que no requiere aprobación del Senado de la República para ser gobernador.

En ese caso, sólo requeriría ser nombrado gobernador por el Ejecutivo federal para el periodo que le resta a Carstens, que va del 1 de diciembre de 2017 al 31 diciembre de 2021.

Si es González Anaya o Messmacher, en cualquier caso tendría que ser propuesto por el presidente Enrique Peña como nuevo integrante de la Junta de Gobierno y, una vez aprobado por el Senado, ser designado gobernador para el mismo periodo.

En la Ley del Banco de México está establecido que, en tanto se hace el nombramiento de gobernador, el subgobernador con mayor antigüedad en el cargo será gobernador interino y presidirá la Junta de Gobierno.

Eso quiere decir que, si el 1 de diciembre no hay gobernador en funciones tras la salida de Carstens, Roberto del Cueto será gobernador interino.

Pero “el mercado no lo vería bien y creo que eso lo tiene muy en cuenta el presidente”, opinó Gabriel Casillas, economista en jefe de Banorte.  “Nosotros pensamos que el nombramiento se va a dar antes”, agregó.

Una vez aprobado por la Cámara de Diputados el Presupuesto de Egresos para 2018, incluso antes de la fecha límite del 15 de noviembre, se puede dar el nombramiento para el Banxico previo a que se vaya Carstens, dijo Casillas.

Con él coincide Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, quien estima probable que Peña haga la designación en este mes.

“La expectativa en el mercado es que, a más tardar en la última semana de noviembre, habrá de conocerse la propuesta” del Ejecutivo.

“Lo ideal es que se nombre con tiempo y si es alguien que viene de fuera y necesita la ratificación del Senado, pues que lo ratifique y el Banxico tenga Junta de Gobierno de cinco miembros desde el 1 de diciembre”, añadió Cervera.

Es conveniente que la Junta de Gobierno esté completa para la reunión del 14 de diciembre, cuando el Banxico tendrá que decidir si mantiene la pausa monetaria o sube su tasa de interés, en línea con la Fed de Estados Unidos.

Si la tardanza es factor de incertidumbre, para qué hacer esperar al mercado.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Riesgo de ‘fuga’ de inversiones
¿Quiénes sustituirán a Carstens y Yellen?
Juguemos ¡atínale al ingreso!