Opinión

Transparencia para mejorar la explotación de recursos naturales

21 noviembre 2017 5:0
 
1
 

 

tala

En octubre, México se convirtió en el miembro 53 de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI) (1).

Esta herramienta permite que los países mejoren su extracción de petróleo, gas y minerales mediante la colaboración entre el gobierno, las empresas y la sociedad civil. Como miembro del EITI, México elaborará, a través del Grupo Multipartícipe Nacional, informes anuales sobre la gobernanza del sector extractivo.

Posteriormente, esta información será difundida para fomentar el debate público y que las prácticas del sector puedan ser monitoreadas por la población.

La colaboración entre diferentes actores para transparentar y mejorar la gestión de los recursos naturales es importante por dos razones. En primer lugar, contribuye a que su explotación no cause un daño ambiental considerable. La colaboración entre la sociedad civil, el gobierno y las empresas para diseñar un esquema sustentable de explotación puede ayudar a contrarrestar los efectos del cambio climático y a no poner los ecosistemas del país y a las personas que dependen de ellos en riesgo. En segundo lugar, una gestión más transparente de la explotación de recursos naturales sirve para mejorar las condiciones de vida de los habitantes del país, especialmente de las comunidades que se encuentran en contacto directo con los procesos extractivos. Los datos sobre la remuneración que recibe el gobierno por la explotación de minerales o petróleo pueden incentivar que la población exija que se utilicen en políticas redistributivas o para promover el desarrollo.

El ingreso de nuestro país a la EITI es la culminación de un compromiso que el gobierno mexicano había adoptado desde que presidió la reunión del G20 en 2012 y formó parte del primer Plan de Acción de la Alianza para el Gobierno Abierto. El proceso de adhesión fue lento, pero la iniciativa exige múltiples requisitos y compromisos entre actores internos para que un país pueda adoptarlo. Tras cinco años, esta incorporación es un hito de transparencia y gobierno abierto para México. Sin embargo, los esfuerzos para transparentar la explotación de recursos no se deben limitar a minerales y combustibles fósiles. Algunos países africanos como Zambia y Sierra Leona han manifestado su intención de ampliar el EITI a la silvicultura y la pesca. Esto no sólo es muestra de que el estándar fue efectivo para controlar la corrupción y mejorar las condiciones de extracción en esos países, también muestra que puede aplicarse a otro tipo de recursos.

Una de las industrias que se beneficiarían más de una herramienta como ésta es la pesca.

Actualmente hay un problema internacional con la explotación irresponsable de los recursos de mar, más del 85% de las pesquerías del mundo han superado sus límites biológicos de explotación (2). La sobrepesca pone en riesgo ecosistemas enteros y, como consecuencia, puede dar fin a las industrias pesqueras y a la prosperidad económica de quienes dependen de ellas. Por estas razones, un grupo de cinco países que se beneficiaron del EITI generaron una herramienta similar para mejorar la gobernanza de los recursos de la pesca: la Iniciativa Internacional de Transparencia en Pesquerías (3). México tiene que seguir el ejemplo de esos países y continuar la construcción de un sistema transparente de explotación de recursos naturales.

Nuestro país es uno de los mayores productores de pescado y otras especies acuáticas en el mundo. En 2014, la pesca y acuicultura tuvieron un valor de 23 mil 39 millones 564 mil 439 pesos. Esta actividad económica da sustento a miles de pescadores, sin mencionar todos los empleos relacionados que genera.

Si no explotamos estos recursos responsablemente, perderemos nuestros mares y los beneficios que otorgan a los mexicanos.

Incorporarnos al EITI fue un gran logro para la transparencia y el gobierno abierto en el país, pero no podemos concentrar nuestros esfuerzos exclusivamente en petróleo y minerales. Generar o adherirnos a una estrategia similar en materia de pesca debe ser el siguiente paso para construir un país más justo, sustentable y próspero.

1 México se convirtió en miembro pues su candidatura fue aceptada por el Consejo Internacional de la EITI. La adhesión plena ocurrirá después de la ejecución del Plan de Trabajo.
https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/266945/251017_Comunicado_Conjunto_SE-SENER-SHCP.pdf
2 https://www.worldwildlife.org/threats/overfishing
3 http://fisheriestransparency.org/fiti-standard 

* El autor es comisionado del INAI y coordinador de la comisión de gobierno abierto y transparencia.

Twitter: @joelsas

También te puede interesar:
Después del 19-S, #ReconstrucciónAbierta