Opinión

¿Tolerancia cero?

1
 

 

ME: Shannon K. O’Neil: Enfrentando la corrupción en México.

En días pasados el Consejo Coordinador Empresarial presentó su Código de Integridad y Ética Empresarial para establecer un marco de mejores prácticas y de manejo de riesgos en materia anticorrupción. El código es una buena idea y una acción concreta en la ruta que México exige.

El CCE comienza reconociendo que la corrupción se presenta tanto en el sector público como el privado. Los principios del código buscan promover una cultura que no tolere soborno, cohecho y corrupción; y que por el contrario, los negocios en México se realicen con integridad, ética y honestidad.

El quinto principio, de los 12 que conforman el código, se refiere a la prohibición de aportaciones con fines políticos. “Se recomienda que, en cumplimiento a la ley, las empresas eviten la realización de aportaciones o donativos, directa o indirectamente, a partidos políticos o campañas electorales.” Resulta un tanto sorprendente que la recomendación sea cumplir la ley; de cualquier forma, este punto será de central importancia en los próximos cuatro meses.

¿Podrá un empresario en Colima, Nuevo León o Sonora decirle a los candidatos que no aportará dinero en cumplimiento con lo dispuesto por la ley y el código de ética del CCE? Los políticos están muy acostumbrados a pedir dinero para sus campañas y los empresarios muy acostumbrados a aportar fondos a cambio de prebendas, contratos, acceso, privilegios. Lo hacen sin que el INE sea capaz de auditarlos: prestando autos, casas, aviones, en efectivo, pagando encuestas, personal. Y quienes se conduzcan con honestidad, ¿el candidato ganador no tomará represalias contra ellos? De ahí la ausencia más seria del código del CCE: ¡el llamado a la denuncia pública!

El código no recomienda que los actos de soborno o corrupción, en licitaciones o contratos públicos, se denuncien ante la opinión pública, así como ante las instituciones competentes. Acabar con la corrupción no sólo pasa por las prácticas internas de una empresa, también se requiere de una actitud responsable, beligerante y pública contra quienes actúan de manera ilegal, empresarios o políticos.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
¡Máximo 5!, no se emocionen
¿Morena contra PRD?
¿México, igual a Ficrea?