Opinión

¿Trump todavía es una amenaza para el TLCAN?

 
1
 

 

TLCAN y Trump. (Especial)

En el discurso semanal de Trump, difundido por la Casa Blanca después de la reunión que sostuvieron en Hamburgo el presidente Peña y el presidente norteamericano (pero presumiblemente grabado con antelación a ese encuentro), Trump enfatizó que el TLCAN debe sujetarse a una “renegociación total” y si no se logra ello, Estados Unidos (EU) terminaría el acuerdo.

Ese tono es el mismo que ofrecía a finales de enero, tras su llegada a la Casa Blanca, pero había quedado atrás luego de diversas conversaciones entre funcionarios mexicanos y sus homólogos de Estados Unidos.

Tras la difusión de esas opiniones de Trump, en otros momentos, el peso se habría venido para abajo frente al dólar. Sin embargo, resulta que el viernes nuestra moneda le ganó terreno a la divisa norteamericana, cerrando en 18.09 pesos, luego de que el jueves había llegado a niveles de hasta 18.40 por dólar en el mercado interbancario.

La cotización del peso frente al dólar sigue siendo un buen indicador de qué tan en serio los inversionistas se toman los dichos del presidente norteamericano. Y por lo que sucedió, la realidad es que fueron intrascendentes los comentarios acerca del muro fronterizo así como los dichos en torno al TLCAN.

¿Quiere decir lo anterior que Trump ha dejado de ser un riesgo para el futuro del Tratado?

No es así.

Lo que los inversionistas observan es que la negociación del TLCAN, ahora en fase de consultas, ha demostrado que México tiene una gran cantidad de aliados en Estados Unidos y que sería muy costoso para el gobierno norteamericano salir del Tratado o cambiar algunos de los parámetros básicos de éste.

Un ejemplo claro de que la realidad es muy diferente al discurso fue el acuerdo en materia azucarera, que ya se suscribió, y que implicó concesiones de las dos partes.

Ya estamos a pocos días de que el Congreso de EU dé a conocer un documento en el que se fijarán los objetivos de la renegociación del TLCAN.

En principio sería a más tardar el próximo lunes 17 de julio cuando se emita dicho texto que habrá de señalar los primeros lineamientos que el Congreso da a los negociadores.

Hay que recordar que, de acuerdo con la Constitución de EU, la política comercial es facultad del Congreso, la cual es delegada al Ejecutivo, pero no se hace de manera incondicional sino bajo las reglas fijadas en la “Autoridad de Promoción Comercial”, lo que antes se conocía como fast track y que permite que los acuerdos comerciales negociados por el Ejecutivo no puedan ser sujetos a enmiendas, sino sólo a su ratificación o desaprobación por parte de las dos cámaras del Congreso.

Si ese documento emitido por los comités del Congreso que han estado involucrados contiene, como todo indica, directrices que son aceptables para México, me parece que nuevamente habrá un respiro y no descarte que ese hecho se refleje en la cotización del peso frente al dólar, que probablemente regresaría a niveles por debajo de 18 pesos.

En el balance, se superó el obstáculo que representaba la reunión del presidente Peña con Trump, sin que hubiera un nuevo episodio de inestabilidad.

Aunque ha ganado en probabilidades el escenario de una negociación sensata y sin posiciones extremas, el riesgo de que las cosas se compliquen no es cero, sigue existiendo.

Pero, para poner las cosas claras, me parece que en este momento los inversionistas ya están más atentos al riesgo político interno en México que a la problemática que pueda causar la renegociación de Tratado.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Tiene reversa la reforma energética?
La inversión nos puede complicar 2018 y 2019
¿Qué hacer si no hay segunda vuelta?