Opinión

Tiene que leer esto

    
1
  

    

En 2018 podrán reelegirse los alcaldes, regidores, síndicos y diputados locales. (Cuartoscuro)

Mañana oficialmente empieza la cuenta regresiva rumbo a 2018. En 365 días serán las elecciones y todo indica que el próximo presidente estará en esa amplia lista de políticos variopintos que han levantado la mano. Especialistas electorales y sesudos analistas de nuestra realidad ven casi imposible que una figura independiente, ciudadana y desconocida crezca como la espuma y le quite la bandera ganadora a algún partido –esto último da un poco de tristeza, pero es lo que hay.

Tenemos algo claro: una gran mayoría de mexicanos no cree en los partidos políticos, casi seis de cada 10 piensa que habrá fraude el próximo año, y si tomamos como antesala lo que sucedió el 4 de junio pasado, nos esperan las elecciones más marranas de la historia. Así que no podemos esperar mucho de ellos: de los partidos, de los políticos y de las instituciones que soportan esta democracia.

Es por eso que un año antes de la cita a votar los invito a que, por su cuenta, y de la mano de periodistas con una amplia trayectoria y con credibilidad, conozcan a los que se atreven a estar en la lista de aspirantes a ser presidentes de este país.

Desde 2005, cada seis años, el periodista Jorge Zepeda Patterson ha coordinado un útil ejercicio periodístico con el objetivo de acercar a los lectores a cada uno de los suspirantes. Perfiles políticos envueltos en anécdotas personales que ayudan a crear una visión global de estas figuras públicas.

Esta vez, se trata del libro Los Suspirantes 2018, de la editorial Ediciones Temas de Hoy. López Obrador, Osorio Chong, Meade, Mancera, Zavala, Anaya, Nuño, Videgaray, Narro, Álvarez Icaza, Ávila, Aureoles, Ortega, Beltrones y Moreno Valle son los políticos desnudados. Los periodistas que trabajaron en estos perfiles son de primer nivel: Sandra Lorenzano, Ricardo Raphael, Salvador Camarena, Rita Varela, Humberto Padgett, Alejandro Páez Varela y Maite Azuela, todos coordinados por Zepeda Patterson.

La lectura de este libro es fundamental, no exagero cuando digo que ojalá el Instituto Nacional Electoral llegara a un acuerdo con la editorial para hacer este trabajo periodístico de libre acceso. Quizá a través de alguna página de internet que diera a conocer cada uno de los perfiles.

Nuestro voto, nuestra decisión electoral, debe dejar de ser sentimental, no podemos caer en las tentaciones de un carisma artificial y construido por una campaña de millones de pesos. Urge información, urge delimitar la ruta laboral de los aspirantes, conocer a sus padres políticos, sus influencias, sus arreglos en otros sexenios, saber quiénes los llevaron a donde están parados. Cada uno de los perfiles responde preguntas básicas y necesarias, que terminan por exponer de manera clara una visión de gobierno, un México a través de sus ojos.

¿Por qué dicen que López Obrador fue priista y cuánto duró en ese partido? ¿Cuánto pesa la religión en la vida de Margarita Zavala? ¿Quién le dio trabajo a Mancera tres veces y aun así lo traicionó? ¿Por qué Narro siempre ha sido priista? ¿En qué salón se conocieron Meade y Videgaray? ¿Quién es el padre político de Chong? ¿Por qué Eruviel ha tenido más suerte que habilidad política? ¿Es sólo un defensor de derechos humanos, Icaza? Muchas preguntas, todas con respuestas.

No digo que sea una biografía definitiva de cada aspirante, pero sí abre un poco la puerta de sus ambiciones. Un primer acercamiento necesario rumbo a 2018. El único terreno que podemos ganarle a la clase política es estar bien informados; las promesas de campaña funcionan en el terreno de la ignorancia, saber los límites de cada político los regresa a donde deben estar, debajo de nosotros, como servidores públicos. Organice su calendario de lecturas para Los Suspirantes, tiene máximo un año. Usted tiene que leer esto.

Twitter: @jrisco

También te puede interesar:
“Los huevones de siempre”
A repartir el pastel
La hora trágica