Opinión

Thaddeus Arroyo y AT&T podrían 'mandar' en las noticias mexicanas

 
1
 

 

AT&T (Reuters)

Pasarán varias semanas —quizá meses— para que la mayoría de la gente que observa el mundo de las telecomunicaciones, el entretenimiento y la creación y distribución de contenidos digiera la profundidad y el alcance que tendrá el anuncio del fin de semana por el que AT&T reveló la compra de Time Warner en 85 mil millones de dólares.

Pero su implicación es mayúscula, y tiene tres efectos importantes:

Primero, reconfigura dramáticamente la estructura de las dos industrias, de manera tal que los contenidos se volverán obsoletos sin la distribución; y viceversa, de poco servirán equipos de telecomunicaciones que no sean dueños de contenidos relevantes.

¿Qué significa esto? Que los 315 millones de clientes que tiene AT&T en Estados Unidos tendrán como primer punto de contacto con el mundo digital los contenidos de Time Warner. Esto es un cambio de juego fundamental, porque, aunque otros contenidos estén en el menú, la prioridad estratégica de AT&T será privilegiar los propios.

Segundo, es la primera apuesta global importante por capturar el recurso escaso del consumidor moderno de contenidos y telecomunicaciones: el tiempo. Un individuo sólo dispone de cierto tiempo en el día para conectarse a la red y consumir contenidos que le sean relevantes. La jugada es maestra, porque el tiempo no se extiende. En consecuencia, AT&T será la primera corporación global que captura la lealtad —y en el fondo, el tiempo— del consumidor antes que nadie. Otros seguirán el ejemplo. No nos extrañe ver movimientos similares en Europa, Asia o México…

Tercero, aplicable a México: inserta un nuevo jugador, más poderoso que todos los anteriores que, si lo desea, podría ‘mandar’ en todo el espectro de contenidos audiovisuales en el país, incluyendo deportes, entretenimiento… y noticias. Es simple: AT&T será dueña de Time Warner, que a su vez es dueña de CNN, que desde hace años tiene noticieros y programas de debate, políticos y financieros que son relevantes o incluso son hechos en México. Así es: en un fin de semana Thaddeus Arroyo se insertó en la baraja de los mandones de la información en México.

Cuando en enero pasado hablé en Davos con el CEO de AT&T, Randall Stephenson, sobre sus expectativas aquí, dijo que en 2016 se enfocaría en fortalecer su red de telecom. Y mucho más: “Nosotros invertimos con horizontes a 10 años; creemos que lo que atestiguamos en Estados Unidos puede ser replicado en otros mercados, y México es la oportunidad perfecta para nosotros”.

Quien tenga oídos para oír, que oiga. Stephenson dijo este sábado: “El contenido premium siempre triunfa”. Él es el nuevo mandamás global en la empresa que incluye a CNN, firma que desde hace tiempo puso la mira en México.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Los drones serán regulados
Motorola dice tener la fórmula para acabar con el secuestro
¿Y cuántos datos se robaron de Santander y BBVA Bancomer?