Opinión

¿Tasas de interés competitivas?

 
1
 

 

ME Bancomer (Especial)

La Convención de la Asociación de Bancos de México (ABM) que se desarrolla en Acapulco es buena ocasión para presentar datos sobre el elevado costo que tienen los servicios financieros en México.

Es un hecho que algunos bancos extranjeros -Bancomer, por ejemplo- consiguen sus mayores utilidades del mundo en México.

La razón es muy sencilla: captan dinero barato, lo prestan a muy altas tasas, tienen baja morosidad y lo más importante, la regulación del Estado mexicano se los permite.

Me refiero solamente del crédito al consumo, que duplica el que se otorga al sector productivo. Si estuviéramos en Colombia, por ejemplo, tendríamos una tarjeta de crédito de las más comunes por la que se cobra un interés nominal de 19.21 por ciento anual, el cual, incluidas las comisiones, se eleva a 21 por ciento.

Pero estamos en México y aquí los clientes de Citibanamex con una tarjeta de crédito pagan un Costo Anual Total (CAT) que no es de 21 por ciento sino de 64.3 por ciento.

Quienes tienen la Tarjeta Oro Bancomer se obligan a pagar un interés nominal de 50.13 por ciento, que las comisiones elevan a un CAT promedio ponderado de 67.2 por ciento, sin IVA.

Ese dinero que la banca presta lo obtiene de depósitos -como las cuentas de cheques- por los que no paga nada, y otros depósitos como los de plazo fijo, por los que BBVA Bancomer, por ejemplo, paga de 1.78 a 3.65 por ciento anual, dependiendo del plazo y del instrumento.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) tiene años siguiendo las operaciones de la banca y aunque nada justifica que los mexicanos paguemos tan caros sus servicios, las recomendaciones del auditor a la Secretaría de Hacienda sobre la regulación bancaria no tienen impacto.

La posición de la Secretaría de Hacienda en la Convención acapulqueña es la de 'no forzar a los bancos', sino esperar a que la reforma financiera del 9 de enero de 2014 logre que amplíen sus servicios de crédito, que por ahora sólo equivalen a 33.2 por ciento del PIB, cuando en Colombia es de 47 por ciento, en Chile alcanza 111 por ciento y en España 119 por ciento.

La pregunta obligada es, ¿por qué la banca se habrá de molestar en ampliar, mejorar y abaratar sus servicios con la regulación vigente, si con ella están teniendo ganancias extraordinarias?

BBVA Bancomer, ejemplo por ser el primer banco del país, ganó 40 mil 787 millones de pesos en 2016, 18.3 por ciento más que en 2015.

El éxito de Bancomer puede celebrarlo BBVA, su matriz española con filiales en un centenar de países, a la que le aportó 46.3 por ciento de las ganancias mundiales del banco.

Hacienda y el Banco de México, en cambio, tendrían que hacer lo que les corresponda para mejorar el manejo del ahorro nacional que hacen los bancos, y que sin duda deteriora la disponibilidad de capitales para inversión, la capacidad de consumo del mercado interno y en el caso de los extranjeros, el equilibrio de la balanza de pagos del país.

Sin embargo, 'no forzar a los bancos' es su consigna.

http://estadoysociedad.com

También te puede interesar:
México, pobre y 'abusivo'
La crueldad y la mentira populistas
¿Alianza militar con EU?