Opinión

Tan cerca de Estados Unidos...

   
1
  

  

Donald Trump (AP)

Los insultos lanzados por Donald Trump hacia los mexicanos no han mermado la opinión favorable de éstos respecto a Estados Unidos. Según la encuesta Latinobarómetro 2016, el 76 por ciento de los entrevistados en México tiene una buena o muy buena opinión acerca de ese país, frente a 15 por ciento que tiene una opinión mala o muy mala. Esa proporción de opiniones favorables es la más alta que dicho estudio ha registrado desde el año 2000 en nuestro país. En otras palabras, el afecto de los mexicanos hacia Estados Unidos está en su punto más alto en lo que va del siglo, con todo y Trump.

Según la serie de encuestas Latinobarómetro, la opinión favorable de los mexicanos hacia Estados Unidos promedió 61 por ciento entre el año 2000 y 2016, y el promedio sube a 71 por ciento en los últimos cinco años, desde 2011. Esta mejora en la imagen del país vecino tiene mucho que ver con el presidente Obama, a quien los mexicanos tienen en muy buena estima. Según una encuesta nacional de EL FINANCIERO realizada en junio pasado, el mandatario estadounidense cuenta con un 60 por ciento de opinión favorable y 8.0 por ciento desfavorable en México (el restante 32 por ciento no expresa opinión o no lo conoce). Ningún político nacional tiene una imagen tan positiva como la de Obama.

No obstante, el indicador de popularidad de Estados Unidos a lo largo del tiempo deja ver que el afecto hacia ese país no es siempre el mismo ni es incondicional. En 2003 y 2004 la imagen favorable de EU registró apenas 41 y 42 por ciento. La baja en esos años muy probablemente refleja el ambiente en torno a la guerra en Irak. Al parecer, la búsqueda de armas de destrucción masiva no tuvo resonancia en la opinión pública mexicana y, según recuerdo, tampoco en la opinión pública internacional.

Es muy revelador que Estados Unidos tenga hoy su punto más alto de popularidad en México, sobre todo porque acá se espera que los resultados de la elección presidencial puedan impactar fuertemente al país. La imagen de Donald Trump ya es tan negativa entre los mexicanos que los termómetros de opinión no dan para más, están en los niveles más gélidos que yo recuerde de la opinión pública nacional hacia un personaje político. Según la encuesta en junio de EL FINANCIERO, 75 por ciento de los mexicanos dijo tener una mala o muy mala opinión del magnate, frente a 3.0 por ciento que tenía una opinión buena o muy buena y 20 por ciento que dijo no conocerlo. Si recalculamos las proporciones considerando solamente a quienes sí lo conocen o han oído hablar de él, 94 por ciento expresó una mala opinión de Trump y sólo 6.0 por ciento una buena opinión. Eso era en junio pasado. Es probable que un triunfo del candidato republicano pueda cambiar la imagen del país.

Al parecer los mexicanos ya le construyeron un muro afectivo a Trump al plantearle una actitud de rechazo. Pero Trump ya construyó también su muro en la mente colectiva de los mexicanos. Ahí está, un muro hecho a base de tabiques retóricos persistentes, uno tras otro, amacizados en Los Pinos.

Su compañero de fórmula, Mike Pence, ya le puso un toque propio al reclamar en el debate de vicepresidentes sacar otra vez el tema mexicano (You whipped out that Mexican thing again). Habrá que estar pendientes de si esta señal tiene efectos en el tercio del electorado hispano que piensa votar Trump-Pence.

Por lo pronto, el afecto nacional hacia Estados Unidos como país pasa por buen momento; pero esa popularidad, como otras, no es incondicional. México se siente hoy tan cerca de Estados Unidos, pero tan lejos de Trump.

Twitter:
 @almorenoal

También te puede interesar:
El poder del voto
Sondeos y pronósticos
Peña, Trump y el dólar

opinion_mexicanos.