Opinión

¿Sura será la afore ganona?

En tres de los cuatro grupos de afores que existen país, la empresa de origen colombiano Sura aparece consistentemente en primer o segundo lugar en los cuadros de rendimientos comparativos que realiza la Consar.

Su rival más aguerrido es PensionISSSTE; y otras afores como Banamex o Profuturo GNP le dan fuerte batalla. Pero Sura domina en el segmento más jugoso del mercado, el de los más jóvenes: aquellos mexicanos con menos de 36 años de edad a quienes entrega un rendimiento neto anual de 12.04 por ciento.

Es probable que los cambios a la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro, aprobados por la Cámara de Diputados, arrojen que una empresa como Sura crezca aún más, por el simple hecho de que se han puesto incentivos para vincular el cobro de las comisiones a la entrega de mejores rendimientos.

Recordemos que la Consar ha hecho de todo para reducir las comisiones que pagan los trabajadores a su afore. No obstante, la nueva la ley ataría el cobro de la comisión al rendimiento. Es un incentivo en la dirección correcta.

Tan importante como lo anterior es lo siguiente: se ha instaurado también la posibilidad de que el trabajador aporte voluntariamente a su cuenta a través de empresas comerciales.

Esto permitirá que aquellas afores que actúen con velocidad puedan establecer alianzas con cadenas comerciales (o tiendas de conveniencia) para captar el recurso de aquel trabajador que sí desea aportar con regularidad para su vejez. En pocas palabras: es posible que en unos meses podamos meter cinco pesos a nuestra afore en un Oxxo o Walmart. Sería un hit que la nueva ley implique un cambio de cultura de ese orden.

Hubo en días recientes cierta especulación en el sentido de que las nuevas reglas harán desaparecer a las afores pequeñas. Pero esto fue rápidamente desmentido por el presidente de la Consar, Carlos Ramírez, quien afirmó ayer que si algunas desaparecen, obedecería más a un tema de mercado, y no derivado de la nueva reglamentación.

Tiene razón; la sola especulación parecía innecesaria. Además, apuntó que hay afores que parecen pequeñas pero que administran los recursos de cuatro o cinco millones de trabajadores.

Si Sura sale ganona del cambio en reglas para las afores es porque está haciendo las cosas bien, sobre todo en rendimientos. No obstante, el servicio es su reto. En el comparativo de servicios que realiza la Consar aparece en séptimo lugar, debajo de firmas como Inbursa o Profuturo GNP.

Sin embargo, es posible que el nuevo Indicador de Prestación de Servicios que está previsto en los cambios legales aprobados esta semana le represente la oportunidad de consolidarse en alguno de los primeros lugares también en este rubro. Ojalá. Ya veremos.