Opinión

Su techo de votos juega contra AMLO

 
1
 

 

AMLO.

Andrés Manuel López Obrador fue la única constante en la Encuesta Nacional publicada por EL FINANCIERO, al ser parte de todos los escenarios posibles, ya que finalmente sería su tercera elección presidencial y es el único candidato seguro, a menos de tres años de la contienda electoral.

En este momento todos los demás precandidatos dependen únicamente de la coyuntura; en el PAN todavía no comienza la gran batalla y en el PRI los presidenciables sufrirán el desgaste de los errores de gobierno.

El expresidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, asegura que los precandidatos que se midieron en la encuesta son un fenómeno de corto plazo; sin embargo, López Obrador sigue siendo competitivo para 2018.

Reconoce que el candidato presidencial de Morena tiene un techo de voto que no le permitirá crecer mucho más, por su gran nivel de conocimiento y sus negativos, pero acota que si se da una elección de tercios sus posibilidades crecen, ya que tiene un voto histórico cercano a 30 por ciento.

Y si además los errores de gobierno le dan gasolina para continuar con sus discursos contra la corrupción y el PRD sigue desfondándose, sus posibilidades crecen, comentó Luis Carlos Ugalde.

En la elección de 2006, AMLO obtuvo 35.31 por ciento de los votos, y en la de 2012, el 31.64. En esta semana, la Encuesta Nacional de EL FINANCIERO lo ubicó con un margen de entre 22 y 25 por ciento, de acuerdo con sus posibles contrincantes.

No se debe olvidar que las encuestas son una fotografía del momento y que las cosas pueden cambiar en muy poco tiempo. Por ejemplo, si tomamos las encuestas de Consulta Mitofsky, de marzo de 2000, Vicente Fox tenía 39 por ciento y Francisco Labastida 46.

De la misma encuestadora en marzo de 2006 Felipe Calderón tenía 31 por ciento y López Obrador 38, y en el mismo mes de 2012 Enrique Peña contaba con 48 por ciento y AMLO con 23.

Todavía falta mucho para la elección presidencial y hay factores que obligatoriamente impactarán, como los comicios de este año en Puebla, entidad gobernada por uno de los precandidatos panistas a la presidencia, Rafael Moreno Valle.

A pesar de que no se logró la alianza con el PRD en esta entidad, el candidato del gobernador Moreno Valle, José Antonio Gali Fayad, logró una gran coalición conformada por el PAN, Nueva Alianza, PT y los partidos locales Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI).

Si Gali Fayad gana la elección de Puebla, el escenario del PAN sería muy diferente, ya que se posicionaría más Moreno Valle.

Y habrá que esperar a ver qué sucede con la exposición mediática del otro contendiente panista, el presidente del partido Ricardo Anaya, quien al igual que López Obrador aparece en los spots que se transmiten en tiempos oficiales.

Ya que salir en los medios de comunicación al parecer no ha dado tan buenos resultados, en la encuesta en que se midió a los aspirantes por partido, Anaya Cortés tuvo 24 por ciento contra 40 por ciento de Margarita Zavala.

Además de que Aurelio Nuño, quien ha tenido una fuerte exposición a partir de que es secretario de Educación Pública, sólo obtuvo el uno por ciento de las preferencias priistas.

En el PRI la definición aún es totalmente incierta, ya que si nos basamos en la forma en que gobernaron durante más de 70 años, se puede asegurar que [la decisión] la tomará unilateralmente el presidente. Por lo pronto el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, lleva por mucho la delantera.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Yo sigo en el PRD
Miente Basave
Nadie sobresale en la Ciudad de México