Opinión

Sospechoso crimen sanitario en Oaxaca

Indigna saber que en Oaxaca, uno de los estados con mayores niveles de miseria en el país, donde los históricos rezagos parecen invencibles, sospechosamente se dejó caducar un cargamento de miles de medicamentos que debieron destinarse a los 2.7 millones de derechohabientes del Seguro Popular. ¿Descuido, negligencia?

Salvador Monroy Rodríguez dirige el Seguro Popular en Oaxaca. Él fue el encargado de gastar 779 millones de pesos en medicamentos y otros insumos el año pasado. Pero hay más datos interesantes en torno de este personaje. Fue nombrado por el gobernador Gabino Cué, a través del secretario de Salud estatal, Germán Tenorio. Salvador Monroy Rodríguez es primo de Gerardo Gutiérrez Candiani, el presidente nacional del Consejo Coordinador Empresarial.

A su vez, Gerardo Gutiérrez Candiani es primo hermano de Juan José Álvarez Candiani, un empresario distribuidor de mercancías al mayoreo en Oaxaca, entre ellas, de medicamentos genéricos. Álvarez Candiani es padre de los dos menores que fueron secuestrados el 14 de enero del año pasado en el ejido Guadalupe Victoria, cuando iban a la escuela. Sus secuestradores fueron detenidos semanas después y resultaron ser militantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE. Actualmente están presos.

¿Qué hará el gobernador Gabino Cué? ¿Mantendrá en su cargo a Salvador Monroy? Hasta ahora, fiel a su costumbre, Cué no ha dicho ni pío. Es más, ni la Secretaría de Salud, ni el DIF de Oaxaca se han pronunciado sobre este enorme cargamento de medicamentos botado en una bodega sin explicación alguna. ¿Será otro caso más de impunidad en Oaxaca? ¿Importarán a Gabino Cué los millones de niños, mujeres y ancianos atendidos por el Seguro Popular que se quedaron sin medicamentos? Ya veremos.

Por cierto...

Luis Maldonado, el secretario de Gobierno de Puebla, ha tomado las riendas de la operación política derivada del enfrentamiento entre un grupo de agitadores profesionales, dicho por el propio procurador Carrancá, y policías que concluyó con la muerte del niño José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo. Ya se tiene la identidad de los encapuchados que comenzaron la agresión contra los policías. Se asegura que son expertos en generar violencia social, que ya han participado en otros enfrentamientos con policías de otros estados.

¿Qué tienen en común Eruviel Ávila, Miguel Ángel Mancera, Marcelo Ebrard y Rafael Moreno Valle? Le cuento en la próxima columna.