Opinión

¿Son suficientes las reservas internacionales?

 
1
 

 

oro (Bloomberg/Archivo)

En los últimos ocho años la suficiencia en el nivel de reservas ha sido motivo de preocupación periódica en los mercados. Tal ha sido el caso en episodios de alta aversión global al riesgo que se ha traducido en volatilidad financiera y que ha promovido en los participantes en los mercados un análisis cauteloso de las fortalezas y debilidades de los distintos mercados alrededor del mundo. Añadamos a lo anterior la vigencia de un esquema o intención de intervenir en los mercados cambiarios y el interés por la suficiencia de reservas se acentúa.

Para responder si las reservas internacionales son suficientes, lo primero que preguntaría sería: ¿suficientes para qué? Se dice que se acumulan reservas para los días lluviosos o que son como un seguro, el cual tiene un costo, y se adquiere con la esperanza de nunca utilizarlo. Más, en caso de materializarse un choque adverso, uno agradece el contar con tal seguro.

Bueno, la verdad es que en los últimos años, aún antes de la Gran Recesión de 2009, no pocas economías emprendieron un proceso de acumulación de reservas. Sobre todo aquellas que vivieron años convulsos durante los 90. Así, el análisis de suficiencia de reservas fue sustituido por una intención macro-prudencial de acumulación, donde un juego de espejos fue relevante en el alcance de tal acumulación generalizada (nadie quería quedarse atrás y salir mal en la foto).

Así, una vez llegado un contexto de riesgos exacerbados a nivel global, las distintas economías hacen un inventario de sus municiones; a la par que los agentes de mercado hacen lo propio. En este contexto, la pregunta sobre la suficiencia de reservas se hace relevante y su difícil respuesta se pone de manifiesto.

La suficiencia debería analizarse en función de las características de cada plaza, es decir, su grado de apertura, estructura económica, arreglo bancario/financiero, requerimientos de deuda, calendario de obligaciones y medidas macro-prudenciales vigentes. A lo anterior le sumaríamos el otro lado de la historia: la suficiencia de las reservas también dependería del tipo de choque que se estaría enfrentando o que se tiene como más probable de ser enfrentado.

En cualquier caso, existen métricas de uso común y generalizado (con sus respectivas referencias o “reglas de dedo”) que tienen que ver con la suficiencia de las reservas para hacer frente a la deuda externa de corto plazo o estar fuera de los mercados de deuda por doce meses, la cobertura de al menos 20 por ciento de una definición amplia de dinero (usualmente M2) o al menos el equivalente a tres meses de importaciones.

En el caso de México, el nivel de reservas claramente cumple con las “reglas de dedo” tradicionales y más, lo cual nos ubica en una situación favorable en términos de suficiencia. Desde luego, tales “reglas de dedo” son arbitrarias y responden a un caso general; no obstante, su valor radica en que son los mismos participantes en los mercados los que los usan de manera a veces indiscriminada y, por ende, validan su relevancia.

Una vez dicho lo anterior, hay un detalle fino que favorecería el análisis de la suficiencia de las reservas de México en el entorno internacional.

Este detalle tendría que ver con la liquidez de las reservas, la cual no es completa debido a que las reservas de todos los países se tienen en distintas formas (metales preciosos, divisas, depósitos, etcétera). Esto último implica que el contar con esquemas de liquidez extraordinaria, como lo es una línea de crédito o un programa de swaps cambiarios con una entidad monetaria externa favorece a aquellos que cuentan con una. Tal es o ha sido el caso de México.

Desde luego, lo anterior no obsta para que se adopte un enfoque de administración de riesgos y se busque utilizar las reservas de la forma más eficiente y efectiva posible de ser necesario.

El autor es subdirector de estudios macroeconómicos y de mercados en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Acciones SHCP-Banxico: Respuestas a preguntas clave
¿Qué hacer con el peso?
Banxico podría actuar sin la Fed