Opinión

¿Son certeras las tijeras de Luis Videgaray?

 
1
 

 

pemex me

Se veía venir, estaba más que dicho y esperado: de afuera viene el castigo petrolero y de adentro una ineficiencia casi milenaria. El recorte de 100 mil millones de pesos va directo contra Pemex y sus abusos; después desfilan numerosas dependencias entre las que resulta inexplicable se le quiten tres mil 600 millones de pesos a la SEP, más de dos mil millones a Salud, mil millones de pesos a la Comisión Nacional de Pueblos indígenas y 900 millones de pesos menos al Conacyt.

¿Cuánto debió recortarse al elevadísimo costo de nuestra democracia?

Por ninguna parte se ve la necesaria poda que debieran tener los partidos políticos que exudan beneficios económicos por todos sus poros. ¿Y los senadores y diputados que por dietas, viáticos, asesorías, obtienen sumas superiores a cinco de los jefes de Estado de países desarrollados? Al INE, derivado de ajustes políticos de conveniencia se le piden nuevas tareas y en consecuencia este organismo ciudadano requiere de más y más miles de millones. Las cuentas se complican y llegan hasta el absurdo. Dígase si esto no es así cuando en la retrasada entrega de la Auditoría Superior de la Federación se detectaron subejercicios de las entidades federativas (los estados) durante 2014 por 63 mil millones de pesos. Además encontró opacidad en el manejo de los recursos así como incumplimiento de metas y objetivos de los fondos y programas que ejercen los estados. La revisión global de la Auditoría dio un total de 77 mil 380 millones de pesos en sus montos por aclarar, cifra que permanece constante en las revisiones de los últimos tres años.

¿Cómo entender que mientras en una parte faltan recursos, en la otra los gobernadores caigan en subejercicios y opacidades desconcertantes? ¿No habría que aclarar esto antes de comenzar a mover las tijeras? Esto no es todo, apenas el comienzo. La población no sabe quién y cómo va a reponer el inútil y escandaloso gasto de cerca de 45 mil millones de pesos literalmente tirados a la basura en la defectuosa construcción de la Línea 12 del Metro en la Ciudad de México. ¿Realmente requeríamos un aeropuerto tan costoso como el proyectado o hubiera sido recomendable uno más modesto y fuera del contorno citadino? Los sindicatos, especialmente el petrolero y el de los electricistas (SUTERM) son reacios a la transparencia. Señalan enfáticamente que no deben rendir cuentas a nadie ya que son independientes al punto de convertirse en una especie de inviolable caja fuerte. Nadie sabe a ciencia cierta los montos que manejan y cuál es su destino. Estos sindicatos, al igual que el minero, nos dice la Auditoría Superior de la Federación, tiene jubilaciones privilegiadas a las que se tiene acceso por dedazo y, por supuesto, sin cumplir con los requisitos.

En cuanto a la medida del Banco Central de aumentar de 3.25 a 3.75 por ciento la tasa de interés, es claro que esto repercutirá en la nunca satisfecha voracidad de los bancos que aumentarán sus beneficios con cargo a los usuarios. Esto ya lo tienen calculado lo mismo en préstamos hipotecarios, que en usos personales, de nómina y en todas sus comisiones. El alza en la inflación, se quiera o no, la veremos muy pronto.

Los expertos y especialistas financieros, sean de firmas nacionales como las de los bancos o de Barclays, Templeton o Moody’s, indican que las medidas son correctas y hasta las ven como moderadas cuando debieran ser más drásticas.

Ojo, son los mismos analistas que en 2008 todo lo veían color de rosa cuando la crisis hipotecaria ya estaba hirviendo.

¿Frenarán estas medidas el alza del dólar? Esa es una de las metas al estimular la tasa de interés bancaria y con ello restar interés a la inversión en moneda norteamericana. Por ello se suspenden las subastas del billete verde.

Si las medidas son las adecuadas, si son moderadas o si se requiere profundizar en los recortes, lo sabremos bien pronto, cuando la calidad de nuestra forma de vida colectiva así lo conforme; por lo pronto y como siempre, el gran capital sigue inamovible, es decir, inercialmente hacia arriba aunque para los demás, la rama cruja.

Twitter: @RaulCremoux

También te puede interesar:
Valiente, inteligente y decidida; lucha contra Maduro
¿Y quién saldrá a interpelar a Francisco?
Es un peligro… para el mundo