Opinión

Solesyto ligero, barato y con nueve patentes

 
 
 

 

calentador

Desde el sismo del 19 de septiembre a la fecha hemos desarrollado casi 10 colaboraciones en las que consignamos productos o empresas Pyme que tienen que ver con soluciones constructivas. Mucha innovación, muchas respuestas a una necesidad derivada de los sismos del mes pasado.

Lo hemos hecho sobre todo pensando en los múltiples requerimientos que los terremotos han abierto y de la búsqueda que realizan cientos de miles de familias para la atención de una demanda derivada de una situación catastrófica.

Además, porque es deber del periodismo vincular necesidades con soluciones.

Para nadie será ajeno el saber que muy remotamente las Mipymes tienen acceso a los grandes espacios periodísticos y mucho menos a los espacios comerciales disponibles en estos medios de difusión colectiva, reservados por lo regular a grandes corporativos.

Aunque las cosas comienzan a cambiar, es menester de este espacio seguir con el tema en la medida en que nos vamos encontrando nuevas soluciones o productos vinculados con la construcción y la habitabilidad.

Como el producto que hizo posible Andrés Muñoz Ruiz (q.e.p.d.), quien vino a México desde España para hacer una consultoría luego de la cual un ejecutivo hotelero le planteó un reto: inventar un calentador solar de bajo costo que fuera una solución para hogares pobres que carecen de tanque de gas y de calentador nutrido con el energético.

En menos de 21 días estaba la solución planteada en papel y tan estaba entusiasmado el autor de la idea que pidió a su hijo y a quien le había planteado el reto: “salgamos de nuestra zona de confort, renunciemos a nuestros trabajos y vivamos de esto”.

Andrés Muñoz Ruíz (foto en la edición online) se quedó en Quintana Roo hasta su muerte y dejó a su hijo, Andrés Muñoz López al frente de la empresa que hoy ya produce más de 300 Solesytos mensuales con capacidad de calentar 80 litros el agua a 55 grados centígrados y despachar cuatro litros por minuto gracias a una regadera ahorradora también desarrollada en México.

Energyn es el nombre de la empresa que produce los Solesytos en Quintana Roo. Tiene la versión de 80 litros y otra de 60 litros. Pueden trabajar 'en serie' y en el caso del Solesyto mayor, que tiene un peso de ocho kilogramos, puede cargarlo un adolescente y puede instalarlo una mujer que no tenga un hombre en casa. La instalación requiere de una capacitación que puede concederse en cuestión de pocas horas.

Solesyto cuesta en su versión de 80 litros tres mil 995 y la de 60 litros dos mil 995 pesos, y el empresario trabaja en un modelo de negocio que permita a familias muy pobres con algún trabajo asalariado disponer de uno de estos calentadores solares a renta mensual a mucho menor cantidad (200 pesos) de lo que dispone regularmente para calentar el agua con calentador de gas.

Además el empresario, creativo, ya tiene el planteamiento de la Nubesyta, que transformará el agua en potable gracias a esta planta potabilizadora que también podrá operar en renta o en compra.

Solesytos cuenta con nueve patentes lo que coloca a esta Pyme a nivel mundial con la mayor cantidad de patentes para un producto vinculado con el calentamiento solar del agua. Además su producto es el más pequeño y ligero en su cometido de calentar el agua con el apoyo de la energía solar.

La empresa estudia ya la posibilidad de colocar parte de su complejo accionario en mano de inversionistas.

Apoyar a las empresas de esta naturaleza generará no solo empleo, sino respuestas a necesidades específicas. Claro que nadie compra lo que no sabe que existe y por eso la labor de Universo Pyme consiste en vincular problemas con soluciones que se han generado en este país.

Imagine que cientos de viviendas que tendrán que ser reconstruidas puedan tener con facilidad un calentador solar. Tendrán mejores soluciones a su demanda de calentar el agua con menores costos operativos en beneficio de sus potenciales adquisiciones.

Si no aprovechamos esas soluciones estaremos cancelando la oportunidad de ser una economía que busca la innovación para mejorar la sostenibilidad de sus empresas pequeñas y la sustentabilidad de la economía.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
La innovación que nació adelantada
​Pyme mexicana mata bacterias asesinas 
Pura innovación constructiva