Opinión

Sobre advertencia no hay engaño

 
1
 

 

ME. Sobre advertencia no hay engaño.

Dice el adagio: sobre advertencia no hay engaño. Y esto es lo que ayer nos dijo el Banco de México.

1– En su comunicado sobre política monetaria, dice el Banxico: “hacia delante no se puede descartar que la volatilidad financiera internacional permanezca alta e incluso se incremente”. Este señalamiento es pertinente pues después de un arranque de año con muy fuertes vaivenes, pareciera que hubo un respiro en los días pasados. Así es, se trata de un respiro nada más.

2– Otras afirmaciones del banco central dicen: “No es claro que las medidas de política económica implementadas en China sean suficientes para evitar la desaceleración de su economía, ni las presiones en sus mercados financieros y bursátiles. Además, el mercado mundial de petróleo muestra todavía un significativo desbalance estructural… lo que hace prever precios deprimidos en un horizonte relativamente largo”. Esto significa que nos preparemos para esa inestabilidad que prevalecerá por bastantes meses.

3– Otra más: “…es fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país, para lo cual será necesario: llevar a cabo los ajustes requeridos en las finanzas públicas, incluyendo a Pemex, para absorber el choque a los ingresos públicos”. ¿Cuáles son los ajustes requeridos en las finanzas públicas? No lo expresa el Banxico.

Sin embargo, anote como altamente probable, la aplicación de los remanentes de operación del Banxico que serán entregados al gobierno y que ascenderían a cientos de miles de millones de pesos, a la reducción de la deuda. En el caso de Pemex, Banxico respalda la demanda de Hacienda, de capitalizar a la empresa sólo si hay evidencias claras de una fuerte disciplina.

4– Casi al final del comunicado, el Banxico argumenta que los escenarios previsibles lo hacen mantener por lo pronto sin cambio la tasa de interés, pero advierte: “No obstante, y tomando en consideración que la coyuntura actual ha cambiado desfavorablemente y que los riesgos se han acentuado, la Junta de Gobierno seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas… en especial el tipo de cambio y su posible traslado a los precios al consumidor”. Ya se admite implícitamente la posibilidad de que la devaluación sí se exprese en algún momento en expectativas inflacionarias.

5– Los futuros de los fondos federales en Estados Unidos, se han ajustado y ante los malos datos económicos que se han presentado, ya no se espera un nuevo incremento de las tasas de la Fed en este año.

En contraste, la mayor parte de los análisis emitidos ayer en México indican que se espera que un incremento de las tasas internas ocurra entre marzo y el segundo trimestre, lo que implica que el Banxico, al final, probablemente se vaya a adelantar a la Fed.

Dicho en breve: hay que esperar volatilidad en los siguientes meses; el crecimiento no despegará en el corto plazo ante este entorno tan adverso y al final de cuentas, el Banxico probablemente tenga que echar mano de incrementos al costo del dinero para evitar que la inflación vaya a salir de rango.

Twitter:@E_Q_

También te puede interesar:

El dólar: regreso a ‘los básicos’

México: importador neto de hidrocarburos

Nuestro insuficiente crecimiento