Opinión

Slim, en ruta de
venderle a AT&T

La calidad de agente económico preponderante con la que fue declarada América Móvil, la empresa de Carlos Slim, pareciera estar en un stand by luego de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones, de Gabriel Contreras, se pronunció en el sentido de que la empresa mexicana debe especificar claramente quién sería el comprador y qué activos desincorporará. Pero el impasse no es tal, porque en las oficinas de la telefónica más grande del país hay claridad: el comprador será AT&T. Veamos.

El plan de América Móvil consistiría en un peculiar acuerdo con la empresa estadounidense de la que fue socia por años. ¿Por qué la habría elegido? Porque ambas, América Móvil y AT&T, se coordinarían para controlar el mercado, especificando zonas sin hacerse daño y sin competir realmente. El plan llevaría por nombre “Proyecto Sunrise”.

Bajo los acuerdos del Proyecto Sunrise, se delimitaría un corredor del norte al suroeste del país, estableciendo estados específicos de la República cuyo mercado de telefonía sería cedido a la compradora, AT&T. Estos estados serían Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Puebla, Veracruz, Chiapas y Oaxaca. También se habla de Guerrero. El propósito de desincorporar estos estados dentro del portafolios de América Móvil es que la participación de mercado quede por debajo del 50 por ciento, desarticulando la condición de preponderante. Los cálculos del plan establecerían que una tercera parte de la población nacional vive en esas entidades, con lo cual la participación actual de mercado se reduciría a la meta adecuada para, aparentemente, convertirse en un simple jugador más. De ocurrir este escenario, ambas podrían quedar en condición de seguir creciendo sin hacerse daño.

Monterrey, por ejemplo, quedaría bajo el paraguas de AT&T.
En los más altos círculos del sector se habla de que existe un acuerdo entre las partes, así como la venia de la autoridad (tanto el IFT como la SCT), para que ésta sea la salida elegante al tema de la preponderancia.

Debe recordarse que AT&T era socia de América Móvil con 8.27 por ciento del capital social de la mexicana, fragmento accionario que le vendió a Carlos Slim apenas cuando iniciaba este verano en alrededor de cinco mil 900 millones de dólares. De materializarse el Proyecto Sunrise, estaríamos ante un peculiar proceso en donde América Móvil abre una ventana de unos meses para aparentemente reordenar su participación de mercado, cuando en el fondo se trataría de acomodar las piezas de tal forma que la regulación vigente le sea menos onerosa.

Para la autoridad este episodio representa una prueba: desmantelar cualquier simulación y ejercer plenamente las atribuciones de la nueva ley.

Twitter: @SOYCarlosMota