Opinión

¿Sin tiempo ni dinero? Que no mate tu sueño emprendedor

 
1
 

 

Emprendendor Shuttersuck

Pregunta: Sé que a los emprendedores como usted no les impulsa únicamente el deseo de ganar dinero, sino también tener un impacto positivo en la vida de otras personas. Entonces, me pregunté: ¿qué me motiva? La respuesta es que me gustaría hacer películas sobre compañías que inspiren a otros y que ilustren lo que significa su trabajo y cómo puede impactarnos a todos.

Pero, aunque me han encantado las películas de todo tipo desde que era niño, no tengo mucha experiencia en cinematografía. También trabajo de tiempo completo y tengo una familia, así que realmente no tengo mucho tiempo para seguir esta pasión, ni tengo mucho dinero para invertir en ella.

¿Qué me recomienda que haga? ¿Puede alguien a quien le motive perseguir su sueño alcanzarlo aun cuando esté corto de presupuesto y de tiempo?

Kevin Vivas, Estados Unidos

Siguiendo ese sueño
Si tu pasión es el emprendimiento, pero sientes que estás enfrentando obstáculos insuperables, ten estos consejos en mente:

Ponlo por escrito: Haz listas y anota tus ideas en papel. Será más difícil dejarlo de lado si lo escribes.

Busca fuentes de financiamiento poco convencionales. Busca programas locales que ofrezcan préstamos para empresas emergentes, o presenta tus ideas en sitios de financiamiento colectivo, donde los potenciales clientes puedan evaluar tu producto antes de que inviertas mucho dinero en él.

Colabora. Busca una comunidad de otros emprendedores, o incluso un mentor. No tienes que hacerlo solo.

Respuesta: Kevin, has dado en el clavo: En los negocios, es esencial seguir tu pasión, no solo un cheque de pago. Y me complace escuchar que te apasiona la cinematografía. Es un medio maravilloso para hacer avanzar al mundo.

Mi hijo, Sam, y su socio de negocios, Johnny Webb, empezaron Sundog Pictures en 2012 con el objetivo de contar las historias que importan y atraer a nuevos públicos hacia temas significativos. Yo te alentaría a leer sobre la historia de Sundog (sundogpictures.co.uk/our-story). Es un grandioso caso de estudio para quien quiera involucrarse en la industria cinematográfica, y estoy especialmente orgulloso del impacto que Sundog ha tenido con películas como “Breaking the Taboo”, un documental sobre la fallida guerra contra las drogas.

Tómate el tiempo para preguntarte qué, exactamente, quieres lograr, y con quién te gustaría trabajar. Estas preguntas pueden ser sorprendentemente difíciles de responder, pero el ejercicio puede ayudarte a enfocarte y trazar un camino hacia el éxito.

Luego, empieza a hacer listas y a establecer algunos objetivos claros. Recuerda: Si anotas tus sueños e ideas, se vuelven más difíciles de dejar de lado.

Probablemente sepas que es difícil entrar en la industria cinematográfica; pero no dejes que los obstáculos que mencionaste o el temor al fracaso se interpongan en tu camino. No tienes que ser un experto; la mayoría de los emprendedores exitosos, incluido tu seguro servidor, empezaron sin experiencia. Yo soy un gran creyente en el aprendizaje mediante la práctica, y es más fácil que nunca hacerlo. Hay mucha información disponible: asegúrate de seguir blogs y foros en línea sobre cinematografía. Te asombrará cuán rápidamente aprenderás si verdaderamente te apasiona el tema. ¡Suena que sí te apasiona!

Además, no tienen que hacer esto solo, y no deberías. Los negocios giran totalmente en torno a la colaboración y encontrar a personas grandiosas con las cuales trabajar te ayudará a lograr tus metas. Para empezar, únete a comunidades de personas que compartan tus intereses; acércate a alguien que tú creas sería un gran mentor.

Aunque quizá no puedas renunciar a tu empleo, eso no significa que tengas que abandonar tu sueño. Algunas de las compañías más exitosas del mundo empezaron como proyectos colaterales, en los que sus fundadores trabajaban de noche o los fines de semana para convertir sus ideas en realidad. (Nuestro equipo en Virgin sabe que esto es posible; todas nuestras compañías empezaron mientras estábamos trabajando en algo más.)

La falta de fondos tampoco necesita ser una barrera. Esta es la era del emprendimiento, y hay muchas opciones disponibles. Han surgido varios programas de préstamos para empresas emergentes en países y ciudades en todo el mundo, así que realiza una investigación; quizá haya un proveedor local que esté dispuesto a apoyar tu negocio. Otra gran forma de hacer despegar tu idea es a través del financiamiento colectivo, el cual es una forma grandiosa de conseguir la validación del mercado, recibir retroalimentación en tiempo real, promover y comercializar tu idea y tener cierta exposición.

Así que sé valiente, corre riesgos y no te rindas. Si te apasiona verdaderamente tu idea, harás tu mejor esfuerzo. La pasión te mantendrá en marcha cuando pienses que no te queda nada que dar, y hará que el éxito te sepa aún más dulce. Y nunca pierdas de vista el hecho de que cuando pones a la gente y al planeta a la par de las utilidades, se presentará el éxito.

¡La mejor de las suertes, Kevin! Espero ver tu nombre en los créditos cinematográficos en un futuro no muy distante.