Opinión

Sin agua no hay turismo

 
1
 

 

Agua. (Cuartoscuro)

La semana pasada comenté en este espacio que, organizada por la fundación española We Are Water, se acababa de efectuar en la Ciudad de México un encuentro de especialistas denominado “Smartwater, Smartdestinations”, para analizar el problema del agua en nuestro país, pero no en una visión general, sino desde el punto meramente de la industria turística.

En la sesión tomaron parte ejecutivos de diversas materias, como hoteleros, arquitectos, desarrolladores turísticos y diseñadores, entre otros, así como funcionarios de la Comisión Nacional del Agua, Secretaría de Turismo y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, quienes llegaron a diversas conclusiones, de las cuales me parece que las más relevantes son las que advierten que, primero, sin agua no hay turismo; segundo, el agua es el principal activo de cualquier destino turístico; y, tercero, el agua no refleja sus costos en estos lugares.

Los expertos explicaron que, como el agua es el activo más importante y la materia prima básica para cualquier centro turístico, si no la cuidan, entonces no existe la posibilidad de que haya turistas y, sin éstos, no hay riqueza, no hay empleo derivado de esta actividad y todo esto repercute en la economía de la localidad, dañando el nivel y calidad de vida de sus habitantes.

Por lo tanto, afirmaron que es vital mejorar la información que se tenga de los usos que se le da al líquido, para estar en condiciones de hacer mejores predicciones y tomar decisiones más acertadas sobre su gestión.

En este aspecto, precisaron que la tecnología es muy importante, pero es necesario dimensionar e integrarla de manera transversal en los proyectos que se realicen para los destinos. Sin duda, la tecnología ayuda a hacer más rentable la relación que tiene la sustentabilidad con la rentabilidad.

Un punto que también es básico en este tema es el de los precios, ya que dejaron en claro que en la mayoría de los destinos turísticos las tarifas aplicadas por el consumo del agua no reflejan el costo de extraerla y llevarla a cada establecimiento. Por lo tanto, demandaron que se profundice en un debate sobre lo que la autoridad cobra por el uso del líquido, pero bajo una visión de política sustentable y no como elemento de negociación de proyectos, que hace que en la mayoría de los casos no se pague su valor real.

Inclusive, expusieron que existen casos en otros países, donde hay inversiones de hoteleros mexicanos, en los que empresas hoteleras de nuestro país se han profundizado en las mejores prácticas en gestión sustentable del agua, considerando toda la cadena de valor. ¿Entonces, si hay estas experiencias más allá de nuestras fronteras, porque no impulsar lo mismo aquí?

Porque, además, cuidar el agua y demostrar al huésped que se es una empresa preocupada por el medio ambiente, en estos tiempos se ha convertido en un arma de mercadotecnia. Será por esto que los especialistas comentaron que el consumidor actual se ha convertido en un “proconsumer”, esto significa que se trata de alguien que permanentemente está difundiendo, sobre todo por redes sociales, acerca de los centros turísticos donde la sustentabilidad es importante. Y eso, hoy en día, es un arma para ganar clientes.

Pero tampoco es tan fácil ni se trata solamente de un argumento de marketing, ya que quienes se promocionen así tendrán que pasar de las palabras y el discurso publicitario a la acción real. “Hay que ser coherente en los mensajes empresariales sobre agua y sustentabilidad”, advirtieron. Porque, de lo contrario, el engaño producirá un efecto contrario.

Por último, destacaron que es vital dar coherencia y reforzar el contenido y mensaje entre rentabilidad y sustentabilidad, evitando visiones cortoplacistas porque, sólo habrá negocio si se plantean las inversiones de manera sustentable, pero principalmente, con especial atención en el agua.

Así que queda claro que, como decíamos aquí la semana pasada, sin agua no hay turismo.

EN LOS ALREDEDORES

MÁS HOTELES. Estos últimos días han sido de apertura de hoteles. Por ejemplo, City Express anduvo muy activa en Guadalajara, donde inauguró sus inmuebles 100 y 101. Se trata del City Express Plus Guadalajara Palomar y el City Express Guadalajara-Aeropuerto, con los cuales la cadena que dirige Luis Barrios ya rebasó las 11 mil habitaciones en México, Centro y Sudamérica.

De igual manera, Gonzalo del Peón, presidente de AMResorts, puso en operación el Breathless Cabo San Lucas, su marca que sólo admite adultos. Esta propiedad representó una inversión de 60 millones de dólares y la creación de mil 150 empleos, según informó la empresa.

Correo:garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:

¿La industria turística usa o abusa del agua?

Amenazan los taxistas con cazar úberes y cabifyes

La carrera de F1 se la perdió Cancún