Opinión

Siguiente crisis: precios de alimentos

Parece que la ecuación es más o menos esta: conforme el PIB de los países desarrollados (Estados Unidos y Reino Unido, principalmente) se recupera, el consumo lo hace con mayor vigor, y el precio de los alimentos se dispara. En medio aparece el apetito de China y la revigorización de India. Ya hay focos rojos que se empiezan a encender en varias partes del planeta. Sí, los precios de los alimentos van para arriba.

Ya lo dijo la Procuradora Federal del Consumidor: la Profeco vigilará de cerca precios de alimentos, desde trigo hasta cárnicos. La preocupación no es menor, porque el problema es global. En China, el precio de la carne de puerco subió 20 por ciento en mayo. En India la situación es crítica. El presidente Pranab Mukherjee declaró anteayer que una de las prioridades principales de su gobierno es “contener la inflación en alimentos”. La inflación en India está en más de 8.5 por ciento. La leche, la fruta y los vegetales se han encarecido.

México debe prepararse. En el más reciente Índice Global de Seguridad Alimentaria que patrocina DuPont y elabora The Economist, se observó una mejor posición de México frente a otros países emergentes. El él se indica: “México ocupa la posición n° 35 en el ranking entre 109 naciones, reportando avances en la materia y ubicándose en 4º lugar considerando países con ingresos similares, sólo detrás Hungría, Brasil y Malasia.” Son posiciones relativamente buenas, pero que no garantizan la seguridad alimentaria de la nación.

Urge la reforma al campo. Tan pronto como el presidente Peña regresa de España, debe dar prioridad estratégica a esta reforma, permitiendo el uso de organismos genéticamente modificados y emitiendo los reglamentos correspondientes para detonar un mayor número de empresas agrícolas que cuenten con mejor financiación y recursos técnicos.

El patrón global es dramático. Recientemente el Financial Times reportó que el “hambre” de alimento extranjeros desde China está creciendo agigantadamente y sentenció que cada persona en China “está consumiendo un promedio de 40 por ciento más calorías cada día, respecto de lo que consumía en 1980, con un cambio hacia dietas más afluentes”.

De acuerdo al reporte de The Economist y DuPont, México tiene que avanzar en temas como la “calidad de la proteína”, la “diversificación de la dieta”, y la “disponibilidad de micronutrientes”. Urgen en México más y mejores empresarios agricultores.

Qué bueno que en verano veamos fútbol y tengamos reformas energética y de telecomunicaciones. Pero no vaya a ser que tras las vacaciones regresemos a un país con pan, tortillas y proteínas caras y sin reforma al campo a la vista. Hay que meter el acelerador.

Twitter: @SOYCarlosMota