Opinión

Signos de un freno inminente

 
1
  

 

Signos de un freno inminente.

El viernes pasado se dieron a conocer diversos indicadores económicos que nos hacen pensar que para el segundo semestre de este año tendremos un freno económico mayor del que pensábamos.

Veamos los datos.

1.- Los indicadores cíclicos que publica el Inegi marcan baja. El indicador coincidente correspondiente a abril descendió 0.07 puntos respecto a marzo. Esta es la caída mensual más importante de este índice desde diciembre de 2012, además de que sumó ya ocho meses de retrocesos. El indicador adelantado para mayo, que anticipa los movimientos económicos, descendió igualmente y su valor se ubicó en el punto más bajo desde octubre de 2009, además de acumular 20 meses de retrocesos.

2.- El indicador de pedidos manufactureros para junio, que calcula el Inegi, retrocedió 0.89 puntos. También bajó ligeramente el índice de confianza empresarial y el indicador de expectativas de la industria manufacturera.

3.- Otro retroceso que se vio en los datos de junio fue el indicador agregado de tendencia (de expectativas empresariales) del sector comercio, que bajó 2.12 puntos, y que parece preludiar un desempeño del mercado interno que difícilmente podrá mantener el dinamismo que le vimos en el primer semestre del año.

4.- El jueves ya había informado la Secretaría de Hacienda que el gasto corriente del sector público bajó 5.0 por ciento real y la inversión física 15.8 por ciento, aún antes de que se perciban los efectos del segundo recorte al gasto anunciado el viernes 24 de junio, tras conocerse el resultado del referéndum en el Reino Unido, que dio lugar al Brexit. Este comportamiento de las finanzas públicas tendrá un efecto desfavorable sobre la actividad económica.

5.- El aumento de la tasa de interés de referencia, anunciado por el Banco de México el pasado jueves, elevará el costo de los créditos cuyo cálculo está basado en la TIIE, la que el viernes subió 45 puntos base en su plazo a 28 días, y por lo mismo, también tendrá el efecto de frenar la actividad económica.

6.- La encuesta de especialistas del sector privado, dada a conocer el viernes por el Banco de México, bajó en ocho centésimas su estimado de crecimiento para este año, al pasar el promedio de 2.44 por ciento en mayo a 2.36 por ciento en junio.

7.- El 31 por ciento de los especialistas encuestados considera que el clima de los negocios dentro de seis meses empeorará, mientras que sólo 13 por ciento considera que mejorará. El balance negativo es de 18 puntos. Este es el peor balance desde septiembre de 2011.

8.- Como contrapunto a lo anterior, las ventas de autos en junio crecieron 25.9 por ciento y las remesas 13.1 por ciento en dólares, lo que apunta a que al término del primer semestre el mercado interno se mantenía con un comportamiento dinámico.

En el curso de esta semana habrá otros indicadores relevantes que nos permitirán perfilar más claramente el escenario del segundo semestre.

Esta semana surgirán nuevos indicadores que permitirán observar con más detenimiento si el mercado interno podrá seguir manteniéndose como el motor de la economía en la segunda mitad de este año.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Banxico cortó por lo sano
¿Por qué subió la gasolina?
¿Creceremos menos?