Opinión

Síganles dando

 
1
 

 

Maestros de la CETEG marchan en Acapulco durante la celebración del Tianguis Turístico 2015

Gil les llama Recortes Santos. Se trata de trozos de papel periódico que Gamés ha aislado del cuerpo completo del diario. Raras mutilaciones de papel y tinta. Gilga pasa el dedo índice sobre las negras letras del tiempo y el dedo ensombrece, como si se pudiera leer con la huella digital. (Lo que se llama prosa inspirada de la Pascua).

Con algunos recortes ante sus ojos, Gil se pregunta por ejemplo que ocurrirá con la CNTE y sus filiales. ¿Les parece una pregunta extravagante? Sí, probablemente sea una pregunta inútil, o como diría el extinto padre de Gamés, una pregunta chicharrina. Cierto, estamos ante un grupo pequeño comparado con los más de cien millones de mexicanos que pueblan el territorio nacional, pero caracho, cómo han fastidiado a los estados de Guerrero, Oaxaca, Michoacán y a la Ciudad de México.

Gamés lo leyó en su periódico Reforma: los acuerdos entre la secretaría de Gobernación y la Coordinadora son como bellos árboles frutales en la primavera. De verdad, hace unos cuantos días, la Sección 22 de la CNTE, el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, firmaron una vez más una minuta de acuerdos.

El documento de marras y no tan de marros establece que los trabajadores de la educación recibirán su pago quincenal y se regularizarán todos los movimientos de personal. En la reunión, Luis Enrique Miranda aseguró que la nómina en Oaxaca asciende a 114 mil 878 maestros, mientras que la cifra de la Federación aseguraba que no alcanzaban los 80 mil. Caracho, diálogos así con los representantes del gobierno son un placer.

Síganles dando para recibir a cambio bloqueos de carreteras, violencia callejera, atentados a edificios públicos y, sobre todo, para obtener la destrucción de lo que quedaba del sistema educativo en Oaxaca. Muy bonito.

Gran negociación

Las instrucciones que ha recibido el subsecretario Miranda y la política del gobernador Cué se parecen mucho a eso que se escucha en toda la Ciudad de México, a todas horas: “se compran colchooones, tamboores, estufas, lavadooras, refrigeradoores, microondas, o algo de fierro viejo que vendaaa!”.

Una política de ropavejero. Les vamos a dar tanto por sus bloqueos, pero permítanos hacer las elecciones en santa paz. Les damos tanto por cuanto por esos fierros viejos que ustedes llaman educación. Nada más que en lugar de aparatos eléctricos viejos, las autoridades negocian con el presupuesto federal.

Gil felicita al subsecretario Miranda y al gobernador Cué. Oigan esto: “El Gobierno Federal, a través de la SEP, emitirá el pago en una nómina complementaria con la información que proporcione el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca para la regularización de los trabajadores de la educación que aún no hayan cobrado. O en su caso les hayan suspendido sus pagos indebidamente por error o por deficiencia técnica”. ¿Cómo la ven? Sin albur.

¿Y la guerilla apá?

Obra en poder de Gamés el Recorte Santo de su periódico El Universal, en particular un informe de Alberto Morales, en el cual la Procuraduría de Guerrero ha vinculado al Movimiento Popular Guerrerense, que incluye desde luego a la CETEG, con grupos guerrilleros como el Ejército Popular Revolucionario, el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente y las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo. El informe de la Procuraduría de Guerrero “alerta del posible desvío de recursos que el Gobierno Federal o Estatal entregan al magisterio disidente para organizaciones armadas”.

Lectora, lector, oigan esto, pero antes ingieran un cuartito de Tafil y un Paxil: “El caso identificado como el más relevante es el del actual secretario de la CETEG, Ramos Reyes Guerrero, quien presuntamente está involucrado con el Ejército de Liberación Nacional, una escisión del EPR que opera en la región de la Montaña Alta de Guerrero. Otro de los maestros que han cobrado un papel relevante es Minervino Morán, miembro fundador del Frente Popular Revolucionario, fachada urbana del ERPI”.

Si Gamés ha entendido algo, cosa improbable, parte de los dineros que la CETEG de Guerrero negocia con las autoridades educativas van a parar a las bolsas de organizaciones guerrilleras. O sea, los gobiernos federal y estatal fortalecen la propuesta violenta de grupos guerrilleros. Muy bonito. Gil regresa a la pregunta original de estos Recortes Santos: ¿qué ocurrirá con la CNTE?

La máxima de Quevedo espetó dentro del ático de las frases célebres: “todos los que parecen estúpidos lo son y, además, también lo son la mitad de los que no lo parecen”.

Gil s’en va

También te puede interesar

El 'Divo' de Juárez

Lo creo, pero lo dudo

Amor y ansiedad