Opinión

Siete preguntas sobre la salida de Carstens

 
1
 

 

Siete preguntas sobre la salida de Carstens.

1.- ¿Genera inquietud la salida de Carstens de Banco de México?

No le respondo yo sino el mercado. A las siete de la mañana de ayer, antes de que los rumores corrieran, el dólar estaba en 20.59 pesos en el mercado interbancario. A las 10 y media, luego de que la información fue confirmada y se difundió, la cotización había llegado a 20.85, un incremento de 26 centavos en un lapso muy corto. Por la tarde, el dólar estaba en 20.77.

2.- ¿Se justifica la inquietud que se reflejó en el mercado cambiario?

Sí hay razón. En los mercados, y en general en la economía, la política económica tiene como uno de sus instrumentos más importantes la construcción de percepciones. El hecho de que se piense que la inflación no va a aumentar, tiene como uno de sus pilares la convicción de que el Banxico va a hacer lo necesario para evitarlo. Y esa credibilidad se construye. Fue lo que hizo por años Carstens. Por eso es que su ausencia, así sea hasta dentro de siete meses, genera nerviosismo.

3.- ¿Es irremplazable Carstens?

Desde luego que no. Es necesario, pero no irremplazable. Quien vaya a ocupar la gubernatura del Banco de México a partir de julio de 2017, podrá construir su credibilidad de la misma forma en que lo hizo Carstens. La selección de la persona será determinante para garantizar que esto pueda ocurrir en un plazo breve. El nerviosismo deriva de la posibilidad de que haya una selección que no sea la más adecuada. Es inevitable.

4.- Ayer se dijo que la Junta de Gobierno como autoridad máxima del Banxico es garantía de continuidad, ¿es así?

Lo es parcialmente. El capital intelectual y la experiencia que reúne la Junta es extraordinario. Probablemente pudiera mantener la calidad de las decisiones que hemos tenido en la 'era Carstens', pero el tema es la ausencia de una figura pública que encarne la garantía de estabilidad.

Se puede construir si se opta por elegir a alguno de los integrantes actuales o se puede buscar a alguien de afuera que ya la tenga. En ambos casos, hay riesgos.

5.- ¿Es relevante la posición que asumirá Carstens el 1 de octubre?

Muy relevante. El Banco de Pagos Internacionales es una institución tan importante como el FMI, aunque menos pública. Para el mundo financiero, el movimiento de Carstens es un extraordinario ascenso y un virtual reconocimiento como uno de los mejores banqueros centrales del mundo.

6.- ¿Qué importancia tendrá quien llegue a la gubernatura del Banxico en julio de 2017?

Mucha. Tome en cuenta que quien llegue podría ocupar esa posición
–de acuerdo con su edad– hasta 2026. En la hipótesis de que en 2018 llegara un gobierno sin el suficiente compromiso con la estabilidad financiera, el Banco de México y en particular su gobernador, serán uno de los diques para impedir que se pierda lo construido por décadas.

7.- ¿Cuándo deberá proponer el presidente al Senado quien reemplace a Carstens?

Hipotéticamente, podría hacerlo en vísperas de su salida, hasta entrado el mes de junio. Sin embargo, contribuiría mucho a la certeza el que la propuesta fuera en los primeros meses del próximo año. No más allá de mayo.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Detrás de la estrategia de Carrier
Prepararse para una ‘tormenta perfecta’
Cómo ganarle a Trump