Opinión

Senadores, sin propuestas claras

    
1
  

   

Senado

Yo quisiera que mi presupuesto personal se manejara como el que proponen los políticos, por dichos, más que por hechos. De repente, en la sesión del Senado, el coordinador de la bancada PT-Morena, Manuel Bartlett, sacó de la chistera 300 mil millones de pesos para repartir como apoyo a los damnificados del sismo.

¿Cómo? Al parar la construcción del Nuevo Aeropuerto y en su lugar hacer dos pistas en Santa Lucía se ahorrarían 140 mil millones, y los 160 mil restantes al reducir a la mitad los sueldos de los altos funcionarios de los tres poderes y de los órganos electorales; eliminar el gasto en publicidad del gobierno; vender el avión presidencial y todas las aeronaves que no sean para uso,  y las pensiones de los expresidentes, entre otras.

Así de fácil, sin decir a cuánto correspondería cada ahorro. Total, sólo se tomaron casi toda la semana pasada y cómo van a trabajar en sus días de descanso.

La sesión de ayer fue una guerra de egos. Los senadores se peleaban por externar lo que ya habían dicho hasta el cansancio sus líderes partidistas, pero claro, aderezado del reconocimiento a la sociedad y los brigadistas, porque a pesar de que llevamos años hablado de la disminución de diputados y senadores -de hecho fue una propuesta de campaña del presidente Enrique Peña-, seguimos sin que se aprueben esas iniciativas.

Ahora hablan de disminuir el número de diputados locales y federales, así como de senadores, pero estuvieron años hablando del tema y hasta ahora no lo han reformado.

En la rebatiña por ver quién 'donaba' más recursos, los partidos iniciaron en dar el 20 por ciento y terminaron en el 100 por ciento de sus prerrogativas, lo que equivale a seis mil 800 pesos.

Ahora, a unos días del sismo se habla de que ya no deben existir los recursos públicos, pero es imposible olvidar que se decía que las prerrogativas a los partidos servirían para que no defendieran intereses que no fueran los de los ciudadanos.

Claro que esto se ha olvidado. Primero se hablaba de la telebancada y se criticaba que estuvieran los intereses de los empresarios en el Congreso, ahora se acepta como una realidad.

Sin embargo, hay otra preocupación y es el dinero del narco en las campañas. Si se dice que hubo donaciones para el sismo, cómo podemos olvidar el caso Abarca o a Julio César Godoy.

Debemos tener cuidado y no legislar al vapor sólo por el terremoto.

SÍ HAY RESPONSABILIDAD
La responsabilidad de la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, simplemente podemos entenderla en el hecho de que después del sismo del 7 de septiembre debieron ser revisadas todas las escuelas públicas y privadas, para asegurar que los edificios no colapsarían.

El sólo hecho de que esta revisión no se haya hecho o no haya aportado datos del daño, implica una responsabilidad para la delegada, según lo comentó el diputado local Raúl Flores.

Recordó que como delegado nunca vio una situación en la que se construyera una casa encima de una escuela pública, como sucedió en el Colegio Rébsamen y que esto fuera aceptado por la autoridad.

Señaló que habrá responsabilidades jurídicas en lo sucedido en el sismo del 19 de septiembre ya que hay muchos edificios que se construyeron con las nuevas normas y sin embargo colapsaron, sobre todo en colonias como Portales, Del Valle, Roma y Narvarte.

Asimismo, se comprometió a que desde la Asamblea luchará por que se responsabilice judicialmente a quien fue negligente y provocó la pérdida de vidas.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
El cambio que viene
Sólo seis minutos
¿Qué viene después?