Opinión

Sectores que dan el ejemplo

 
1
 

 

Clúster automotriz. (El Financiero)

México va a enfrentar en 2016 un entorno externo muy desfavorable, pero pese a ello hay sectores que van a tener un buen desempeño y que pueden dejar lecciones para toda la economía.

Ayer el Inegi dio a conocer que las exportaciones de manufacturas de México en febrero. Con cifras desestacionalizadas cayeron 3.3 por ciento a tasa anual (o 0.9 por ciento con cifras originales).

Se trata del séptimo mes consecutivo en el que hay un retroceso.

Este resultado es producto de un alza de 4.0 por ciento en las exportaciones automotrices y de una caída de 6.9 por ciento en todas las demás.

Otro dato relevante es que en el conjunto de las exportaciones no petroleras hay un crecimiento de 4.0 por ciento en las ventas a Estados Unidos pero una caída de 12.4 para todo el resto del mundo.

Y, si sólo vemos las exportaciones automotrices, hay un alza de 12.4 por ciento en las ventas a Estados Unidos y una caída de 13.5 por ciento para las exportaciones de este sector para todo el resto del mundo.

Lo que salva la dinámica de las exportaciones mexicanas es la fuerte integración que la planta industrial del sector del automóvil tiene con Estados Unidos.

Si México avanza en la modernización de su planta manufacturera y en la globalización de ésta, lo que hoy vemos en el sector automotor podríamos verlo en muchos otros mercados.

Las exportaciones de autos a Estados Unidos provienen de armadoras de empresas norteamericanas, pero también alemanas, japonesas o coreanas, por citar sólo los casos más importantes.

Le comentamos ya alguna vez que hay sectores, como el petrolero, que hoy le quitan crecimiento al país, pues van a la baja.

Así hay otros, como el del automóvil, que claramente le aportan crecimiento, pues van hacia arriba.

Otro caso que no puede perderse de vista es el del sector agropecuario exportador.

Con cifras desestacionalizadas, el incremento de sus exportaciones en febrero fue de 21.6 por ciento.

Se trata de alzas de 100 por ciento en las ventas de cebollas y ajos; 66 por ciento en jitomates; 46 por ciento en camarones; 40 por ciento en frutas frescas, entre otros productos.

Ya le he comentado en este espacio que debido a que las exportaciones agropecuarias representan apenas poco más de 5.0 por ciento del total, a veces no vemos su impresionante dinámica.

Las ventas del primer bimestre de este año fueron superiores en 80.8 por ciento a las del mismo periodo de 2006. Eso quiere decir que su tasa promedio de crecimiento anual fue de casi 6.0 por ciento para toda la década.

Sin duda este va a ser un mal año para las exportaciones totales, pues nos encontramos en un entorno en el que el volumen de comercio mundial está relativamente estancado.

Pero, pese a ello, vemos que hay sectores y regiones que tienen un muy buen desempeño y que además del mercado interno, son los que van a apuntalar el crecimiento que la economía mexicana tendrá este año.

Más vale que aprendamos de esas experiencias exitosas, como la de la industria del automóvil o la de la exportación agropecuaria, si queremos una economía que levante el vuelo.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El malestar mundial en la primavera de 2016
¿Le caben los billetes a su cartera?
La devaluación de Semana Santa