Opinión

Se requiere auditar
las donaciones

    
1
   

     

donaciones

Los ciudadanos han externado su preocupación con el destino de los recursos que se utilizarán por parte del gobierno federal para la reconstrucción después de los sismos y los huracanes, pero la transparencia se debe exigir a todos los que reciban recursos para este fin.

De acuerdo con un análisis de la Alianza por la Diversidad e Inclusión Laboral (ADIL), sólo una de cada cuatro de las organizaciones especifican donde usarán los recursos y sólo una de cada diez dan recibos.

Tan sólo en los seis estados afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre hay mil 500 inmuebles históricos y zonas arqueológicas dañadas que requerirán de apoyos para su reconstrucción, y de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social hay unas 150 mil viviendas afectadas.

El gobierno ha destinado más de 38 mil millones de pesos para la reconstrucción, pero distintas empresas y organizaciones han recibido donativos para participar.

De acuerdo con ADIL los crowdfundings (campañas de fondeo colectivo) tienen como meta recabar 5.6 millones de dólares y hasta el momento se han recibido 3.3 millones de dólares, que han entregado unas 50 mil personas en todo el mundo.

ADIL explica que realizó este análisis como una forma de llamar la atención “de la gran necesidad de instrumentar herramientas de observación, auditoría y seguimiento a todas las iniciativas que están surgiendo para recabar dinero para los damnificados y la reconstrucción del país”.

En el estudio se revisaron las publicaciones en internet de 45 empresas, 46 organizaciones de la sociedad civil y 49 campañas de fondeo (crowdfundings).

Entre sus principales hallazgos destaca que sólo una de cada 10 dan recibos de donación que son deducibles de impuestos y permiten saber de forma más clara dónde terminan esos recursos.

Sólo la tercera parte tienen una meta económica clara de cuánto esperan recabar, y sólo 35 por ciento establece una fecha clara de cuándo dejarán de recaudar.

Y como ya comentamos uno de los puntos más preocupantes es que sólo 25 por ciento especifica claramente en su comunicación a dónde se dirigirán sus recursos, el resto sólo utiliza el vehículo de la emergencia y ayudar a damnificados sin dar detalles.

La Cruz Roja es el principal punto de recepción, ya que se señala que se le entregará 43 por ciento de lo recaudado por las empresas, mientras que a Los Topos se dice que les darán 5.0 por ciento.

Y sobre la multiplicación de los recursos, alertan que 17 por ciento de las empresas reciben sin poner de su parte un monto específico; 24 por ciento dan uno a uno; 8.0 por ciento dan dos a uno; 6.0 por ciento, tres a uno, y una que da 5.0 a uno compuesta por el respaldo de cinco fundaciones.

Es decir, tenemos que analizar bien a dónde entregamos nuestros donativos para que tengan el mejor destino y ojalá alguna de las organizaciones dedicadas a la transparencia realice un análisis a fondo que nos devuelva la confianza perdida.

¡POR FIN LO ENTREGARÁN!

Nos responden de comunicación social de Caminos y Puentes Federales (Capufe) que las aproximadamente 50 toneladas de las donaciones entregadas a la institución por parte de trabajadores y ciudadanos, por fin serán enviadas a los damnificados.

Ayer, aseguran, salió la ayuda para Oaxaca y hoy saldrá para Chiapas; y por cierto, como lo señalamos, sí se requería la presencia del director, ya que Benito Neme se presentó de nuevo en las instalaciones el pasado jueves.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Diferencias Monreal-López Obrador
El desorden inició con el Bando 2
Miguel Mancera crece como precandidato

Sign up for free