Opinión

Se perdió lo ganado
en superación de la pobreza

1
 

 

pobreza

Casi la mitad de la población en México está por debajo de la línea de la pobreza y más de la mitad está por debajo de la línea de bienestar.

De acuerdo con el Coneval, el organismo encargado de medir la pobreza, la población pobre en el país llegó a 55.3 millones de personas en 2014.

Y de los que están en esa condición, 11.4 millones viven en pobreza extrema, por lo que 43.9 millones están considerados en “pobreza moderada”.

Además, la población vulnerable por carencias sociales o por ingresos ascendió a casi 40 millones.

Dentro de ese grupo, 8.5 millones son la población vulnerable por ingresos, que es la que no tiene carencias sociales, pero sí un ingreso inferior a la línea de bienestar.

Sólo 24.6 millones de mexicanos conforman la población no pobre y no vulnerable, según los nuevos datos del Coneval.

La población en pobreza es la que tiene al menos una carencia social y un ingreso menor al valor de la línea de bienestar.

La proporción de personas en situación de pobreza aumentó de 45.5 por ciento (53.3 millones) en 2012 a 46.2 por ciento en 2014, porcentaje similar al de 2010.

Eso quiere decir que lo que se ganó de 2010 a 2012 en términos de superación de la pobreza, se perdió en los últimos dos años.

Entre 2012 y 2014, dos millones de personas cayeron en pobreza, mientras que la población del país se incrementó en 2.6 millones. Dicho en otras palabras, la pobreza creció por debajo del incremento poblacional.

El Estado de México es el “campeón” de la pobreza, no sólo por ser la entidad que tiene más pobres (8.3 millones), sino porque el número de mexiquenses en esa situación aumentó en 0.9 millones.

Y el “subcampeón” es Veracruz, que sumó 0.5 millones de pobres para llegar a 4.6 millones en la entidad.

De acuerdo con el Coneval, el número de carencias sociales promedio de los mexicanos en condición de pobreza bajó de 2.4 en 2012 a 2.3 en 2014.

Sin embargo, el porcentaje de la población con ingresos inferiores a la línea de bienestar pasó de 51.6 a 53.2 por ciento en igual periodo, equivalente a 63.8 millones de personas.

Lo anterior quiere decir que al menos uno de cada dos mexicanos tiene un ingreso insuficiente para cubrir sus necesidades básicas.

En agosto de 2014, el valor mensual por persona de la línea de bienestar fue de dos mil 542 pesos en el ámbito urbano y de mil 615 pesos en el medio rural.

Si bien 8.5 millones de personas no tienen ninguna carencia social, podrían caer en la pobreza si su ingreso familiar no se recupera relativamente pronto, según el Coneval.

Si esa situación no cambia en el corto plazo, el número de mexicanos pobres podría aumentar a 63.8 millones desde los 55.3 millones actuales.

Aunque eso pueda evitarse, México seguirá caracterizándose por tener altos niveles de pobreza.

A juzgar por las cifras del Coneval, la política social ha sido insuficiente para reducir la pobreza e incluso para contenerla.

Twitter: @VictorPiz

Correo:
vpiz @elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
México, el más desigual entre los desiguales
Competitividad ‘escapará’ por un túnel como 'El Chapo'
México, tan lejos de Grecia y China pero tan cerca de la Fed