Opinión

Se le acaba la paciencia
a la Fed (parte dos)

1
 

 

Fed

La semana pasada comenté en este espacio que una gran cantidad de datos económicos en Estados Unidos, particularmente los referentes a los considerados como causales de la gran crisis de 2008-2009, ya se han recuperado significativamente. En particular, me refiero a los relacionados con el mercado inmobiliario, el endeudamiento de las familias y el empleo. Estos indicadores podrían hacernos pensar que ya es momento de que el Banco de la Reserva Federal (Fed) revierta las medidas extraordinarias que instrumentó para apoyar a la economía norteamericana a que saliera de la crisis. No obstante, la inflación se encuentra en niveles muy por debajo del objetivo de la Fed (i.e. se encuentra en 1.3 por ciento y el objetivo es 2.0 por ciento).

Entonces, la pregunta clave hoy en día es por qué un Banco Central va a restringir su política monetaria (i.e. subir la tasa de referencia) cuando la inflación es baja y no se aprecian presiones inflacionarias en el horizonte. Yo considero que la Fed iniciará un ciclo de alza de tasas de interés en junio de este año.

En mi opinión, el Comité de Operaciones de Mercado Abierto de la Fed (FOMC) desea subir pronto la tasa de referencia (i.e. Fed Funds) y así salir de la “tasa cero” debido a tres razones: (1) enviar una señal de que la crisis terminó; (2) dejar de “abaratar” el costo del capital (tasa de interés) relativo al costo del empleo (salarios); y (3) hacer que la tasa de Fed Funds vuelva a ser el instrumento más relevante de política monetaria.

(1) Enviar una señal de que la crisis terminó. El presidente de Estados Unidos en su más reciente discurso sobre el Estado de la Nación declaró “el fin de la crisis”. Continuar con una política monetaria extraordinaria, como la que la Fed instrumentó a raíz de la crisis de 2008-2009, caracterizada por una tasa de referencia cercana al cero por ciento y una inyección de liquidez sin precedentes de más de cuatro billones de dólares, no manda un mensaje de “normalidad” a los participantes de los mercados y de la economía en general. Es en este sentido, leyendo cuidadosamente los comunicados de la mayoría de los miembros del FOMC, es probable que esta sea una razón importante por la que la Fed podría iniciar un ciclo de alza de tasas de interés pronto.

(2) Dejar de “abaratar” el costo del capital relativo al costo del empleo. En los cursos de macroeconomía básica se enseña que la producción de bienes y servicios de una economía lleva dos insumos: capital y trabajo. En este contexto, el costo del capital se representa con la tasa de interés y el costo del trabajo para las empresas con los salarios que pagan a los trabajadores. El punto clave aquí es que al haber bajado tanto la tasa de interés la Fed “abarató” el costo del capital con respecto al costo del trabajo, por lo que si hacia delante se desea impulsar el empleo en una situación más cercana a la “normalidad”, es importante regresar el costo del capital a su estado “normal” y así no inducir a las empresas hacia una mayor utilización del capital (de lo “normal”) e impulsar la generación de empleo en una situación “más normal”.

(3) Hacer que la tasa de Fed Funds vuelva a ser el instrumento más relevante de política monetaria. La forma en cómo funciona el mercado de dinero entre los bancos (o interbancario), en términos generales, es que hay días en que algunos bancos tienen más depósitos que retiros de dinero y quedan con un saldo positivo o “largo”. Asimismo, existen otros bancos que tienen más retiros, que depósitos y quedan con un saldo negativo o un “corto”. Esto sucede porque los bancos prestan una parte de los depósitos de sus clientes. Entonces, los bancos que tienen un “largo” le prestan a los que tienen un “corto” a una tasa interbancaria que pactan. Es aquí donde la tasa de referencia de política monetaria influye para que a partir de esa tasa, los bancos se presten entre sí.

Esta tasa en Estados Unidos es la tasa de Fed Funds. En este sentido, la fuerte inyección de liquidez de la Fed (más de cuatro billones de dólares) causó que los bancos comerciales prácticamente no tengan que prestarse entre sí, por lo que la tasa de Fed Funds perdió validez como instrumento de política monetaria. Esta, en mi opinión, es la tercera razón por la que la Fed, desde un punto de vista operativo, desea subir la tasa de Fed Funds cuanto antes a niveles en los que al haber absorbido el exceso de liquidez que se generó, vuelva a ser el instrumento más relevante de política monetaria de la Fed (en las columnas del 5, 12 y 19 de agosto de 2014, hay una explicación más elaborada al respecto).

* El autor es director general de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

Twitter: @G_Casillas

También te puede interesar:
Se le acaba la paciencia a la Fed (parte uno)
Menor crecimiento, baja inflación, pero posible aumento de tasas de interés
Estambul 2015: inversión, inclusión e instrumentación