Opinión

Se complica el escenario económico para el 2016

 
1
 

 

Billetes

El escenario económico para el 2016 se complica para el año 2016 por los eventos ocurridos en los últimos días y semanas. Tal vez el más relevante son los ataques terroristas en París, pero también influyen la posposición de la Fed de aumentar las tasas de interés hasta diciembre y el presupuesto del gobierno mexicano para el 2016.

Los ataques del grupo terrorista ISIS en diversos puntos de París han sido considerados por el gobierno francés como una declaración de guerra, por lo que ha respondido con bombardeos aéreos en distintas zonas que controla este grupo político-religioso en Siria. Por lo mismo existe la posibilidad de que el conflicto escale en dimensión, tanto en Europa como en otras regiones de Medio Oriente. Un primer impacto será la instalación de mayores controles en las distintas fronteras de los países europeos, lo que dificultará y encarecerá el comercio internacional, con su impacto negativo en la actividad económica y el empleo.

Por otro lado, la producción petrolera que controla el grupo ISIS perjudicará el abastecimiento en distintos mercados que, aunque es un monto poco significativo a nivel global (ya que se calcula que solo controla cerca de 40 mil barriles de petróleo diarios), existe el riesgo de que el conflicto escale y se tengan ataques a otros lugares de Medio Oriente. Este se traducirá en un aumento del precio del energético reduciendo la actividad económica global, aunque en el corto plazo apoyaría las finanzas del gobierno y el peso mexicanos.

La respuesta de los diferentes países desarrollados en este conflicto será proseguir una política fiscal expansiva y seguramente también monetaria, lo cual ayudaría a mantener las tasas de interés bajas por más tiempo del previsto. Por lo mismo, se reducen las probabilidades de que la Fed eleve sus tasas de interés en su reunión de diciembre en la medida en que continúe el conflicto con el grupo ISIS, con beneficios de corto plazo en la actividad económica de los países desarrollados.

Por su parte, el Congreso en México aprobó el Presupuesto de Egresos en tiempo y en forma llegando a 4 billones 764 mil millones de pesos para ejercer el próximo año, con un incremento nominal cercano al 1.4%, siendo el mayor monto en la historia del país. Resalta que a pesar de que el gasto corriente se redujo en más del 3%, el gasto en pensiones se elevará 9% por arriba de la inflación y el costo financiero del sector público se elevará cerca del 14% en términos reales. Por su parte, y para compensar en parte las erogaciones anteriores, se tiene que los gastos de capital se contraerán en 21% en el 2016. Las pensiones y el servicio de la deuda ya tienen un impacto negativo relevante en la actividad económica y en la inversión, además de que serán más preocupante en los siguientes años.

Por todo lo anterior se tiene que la deuda del sector público federal pasó del 33.9% del PIB en diciembre de 2012, fecha cuando empezó la actual administración, a casi el 46% del PIB en la actualidad, esto es se ha duplicado como porcentaje de la economía. Esta tendencia creciente empezó a partir de la crisis de 2009 y se ha mantenido desde entonces.

Debido al entorno que se registrará el próximo año es difícil que se tengan condiciones favorables para financiar su incremento sin efectos negativos en el resto de los sectores económicos.

En conclusión, el entorno externo e interno que se avecina para el próximo año complicará el financiamiento del déficit público para 2016. Por lo mismo, el consumo y la inversión privada el próximo serán determinantes para mantener el crecimiento económico.

El autor es economista.

Correo: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:

La lección de la caída del muro de Berlín hace 26 años

Importancia de finanzas públicas equilibradas

A pesar de todo la economía mexicana sigue creciendo