Opinión

¡Santos 'spots'!, Batman

 
1
 

 

Mancera.

El enjundioso y experimentado Ricardo Tapia Anaya, presidente del PAN, le ha respondido a Margarita Zavala que si no ha expresado abiertamente su intención de ser candidato presidencial de su partido, el uso personal de los spots que le corresponden a su partido no ha sido indebido. Entonces, cavila Gamés, en el mejor de los casos ha sido un desperdicio, valioso tiempo de propaganda tirado a la basura. Qué extraña forma de pensar: me muestro como el líder del panismo en campaña, pero como no he dicho que pretendo ser candidato, el uso de esos spots no ha sido indebido. Gilga se hace bolas y velos. ¡Santos spots!, Batman. La batiseñal en el cielo, Batman, el comisionado Calderón nos necesita.A Gilga le parece que el arroz panista está puesto y repuesto para que sea Margarita Zavala su candidata en 2018.

DESTAPE DESESPERADO
Miguel Barbosa, líder del PRD en el Senado, añadió algunos ingredientes al puchero perredista y advirtió de que si el partido no postula a Miguel Ángel Mancera, “el partido estará a la deriva”. La verdad sea dicha (muletilla más que nunca de Liópez y Morena), el PRD ya está a la deriva y está por verse si puede tocar alguna tierra firme. Gil lo leyó en su periódico EL FINANCIERO: “El único que puede ser candidato para el 2018 por el PRD a la presidencia es Miguel Ángel Mancera. Si no es candidato, la ciudad estará perdida, pero también estará perdida si no hay un despliegue estratégico para poder ganar la ciudad, para impedir que Morena siga desplegándose como una propuesta que está sobre el PRD”.

Al senador Barbosa lo acompañaron los perredistas Armando Ríos Piter y Dolores Padierna. En el PRD el asunto se va a convertir en una ola y una olla de grillos, bueno olla ya es y de grillos también, pero más numerosos y más grandes. Se han acostumbrado a llamarse entre sí tribus para referirse a las tendencias. Gil no quiere ponerse pesado, pero según la RAE, tribu quiere decir: “Grupo social primitivo de un mismo origen, real o supuesto, cuyos miembros suelen tener en común usos y costumbres”; o bien esta otra definición, a ver qué les parece: “Grupo de individuos con alguna característica común, especialmente las pandillas juveniles violentas”. Pues los usos y costumbres de las tribus perredistas son muy primitivos e incluyen la trampa, la traición, el golpe bajo, el fraude, en fon.

BREVE HISTORIA
Gil le pregunta al tiempo y a su corazón simple: ¿cuándo se pudrió el PRD? Desde el cacicazgo de Cuauhtémoc (no Blanco)? Porque es verdad que ahora parece sensato el ingeniero, pero no se movía un ojo en el partido sin su autorización, o como se diga. El ingeniero era de una verticalidad soviética. ¿O es verdad que el perredismo se dirigió al abismo cuando decidió que el tribuno Muñoz Ledo los dirigiera. El inefable militante de todos los partidos, empleado de todos los presidentes desde Guadalupe Victoria, porque Porfirio tiene 176 años, ¿cierto?, desdibujó al partido con esa retórica del medio siglo. Ah, cuántas veces oyó Games esta frase estrambótica: Porfirio es cultísimo.

¿O todo se perdió para ese partido de izquierda cuando Liópez lo desdirigió de 1996 a 1999? Cuando lo despojo de un solo concepto, cuando lo desnudó y lo instaló en la intemperie de su fiera autoridad.

Por cierto, casi nadie puede recordar a Amalia García como presidente del PRD, pero la verdad es que las elecciones internas perredistas ocurridas durante su periodo fueron como unas elecciones priistas organizadas por el profesor Olivares Santana.

Quizás el abismo devoró al PRD por el amor contrariado, diría el clásico, de Rosario y Carlos y algunas de las pequeñas deudas en las que hundieron al partido como en arenas movedizas. De Leonel Godoy que hable mejor su hermano narco que tal vez esté jugando dominó con Muñoz Rocha. De Ortega y Zambrano, qué decir, nada, salvo que se acabaron dos estados de la República de principio a fin; refrésquenle la memoria a Gamés: ¿quiénes gobernaron Guerrero y Michoacán?

Probablemente muy pronto diremos lo mismo de Morelos y de Graco. Ya en serio: admitan que no saben gobernar, sólo desgobernar.

Ante esta breve historia del fracaso y la ignominia, Gilga admite que Agustín Basave, Basave a caballo, es simplemente un hombre, como muchos, devorado por sus sueños, destruido por su pasado colosista, impulsado por su ambición malograda de ser un intelectual, un político y un reflejo de las canciones del Piporro. Cantemos: Agustín Basave, Basave a caballo. Conclusión: el PRD se pudrió, y el que lo despudra será un gran despudridor.

Sí, los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras los camareros traen en la bandeja una botella de Glenfiddich 15, Gamés pondrá a circular la máxima de Samuel Beckett por el mantel tan blanco: “Fracasa mejor”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Capas caídas
Bómboro quiñá quiñá
Echar madres