Opinión

Salida de capitales de mercados locales podría ser temporal

 
1
 

 

 [Bloomberg] En el primer trimestre Banxico captó 2,305 mdd, la cifra más baja después de la crisis global.

Cifras recientes sugieren que durante el primer trimestre del año se habría reportado una salida de capitales de los mercados locales. Su magnitud habría sido similar a la del último cuarto del año pasado, ligeramente superior a los dos mil millones de dólares (mmd). Tengo razones para pensar que tales salidas podrían haber sido temporales y que podría registrarse un repunte en los meses siguientes.

Mis cálculos sugieren que la inversión extranjera en cartera habría mostrado un flujo negativo cercano a 2.4mmd en el último trimestre del año, donde la inversión en el mercado accionario (2.1mmd) no habría sido suficiente para compensar una salida de 4.5mmd del mercado de dinero local. Estas estimaciones se basan en las cifras de tenencia de valores gubernamentales por sector y en la posición de no residentes en títulos de renta variable disponibles en el portal del Banco de México.

Así, el flujo negativo se explicaría por los movimientos en el mercado de renta variable local. En específico, las principales salidas se reportaron en Cetes en mayor medida y en Udibonos de manera muy discreta.

Concentrándonos en el primer factor, hay al menos tres elementos que pudieron haber influido en una menor disposición a mantener Cetes en la cartera extranjera: Primero, la sorpresiva alza de 50pb en la tasa de política monetaria a mediados de febrero que impactó especialmente a la parte corta de la curva gubernamental. Segundo, un proceso de desinversión en estrategias de arbitraje entre tasas de corto plazo locales y externas muy populares hasta hace varios meses. Tercero, un abultado vencimiento de cetes hacia el cierre de marzo.

Tomando en cuenta lo anterior, habría evidencia de que un componente importante en flujo negativo de capitales en el primer cuarto del año pudo tener cierta naturaleza temporal. Así, ésta podría repuntar en los meses siguientes de la mano de al menos tres factores:

Primero, el propio discurso acomodaticio por parte de la Fed. Segundo, la expectativa de una recuperación en el precio del petróleo durante la segunda mitad del año. Tercero, la expectativa de un alza sostenida en la inflación por lo que resta del año y hasta un nivel de 3.4% (lo cual ayudaría a promover el atractivo de tener Udibonos). Cuarto, mejores condiciones en términos de viabilidad fiscal a nivel local.

La propia trayectoria de los flujos de capitales al bloque de mercados emergentes durante el primer trimestre del año sugiere que algunos de los factores arriba mencionados (en especial el tema de la Fed y el petróleo) ya juegan a favor de un repunte en la entrada de capitales a dichos mercados. Tal podría ser el caso de los flujos a mercados locales en los siguientes meses. Vale también la pena recordar que, en contraste con salidas netas de capitales del mundo emergente (algunas de ellas en magnitud significativa) entre 2013 y 2015, los mercados locales solo han reportado salidas relativamente discretas en los últimos dos trimestres.

El autor es subdirector de estudios macroeconómicos y de mercados en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter:@joelvirgen

También te puede interesar:

Moody’s y los compromisos fiscales en pie

Dos preguntas sobre la mejoría en el riesgo soberano de México

¿Seguir o no a la Fed?