Opinión

Salarios, el 'coco' de las pymes ante Nafta 2.0

 
1
 

 

TLCAN

Lo que primero habría que señalar es que las Pymes mexicanas siguen el proceso de renegociación del NAFTA 2.0 con la misma resignación que tiene un aficionado de fútbol que contempla un juego de la selección mexicana. Tiene una cómoda butaca en cualquier rincón de su casa desde donde va a ver un partido en el que no tendrá nada que hacer excepto sufrir y aceptar el resultado final.

Saben que lo que surja de este proceso, aún el más extremo e improbable como la desaparición del acuerdo, tendrá que ser aceptado. Pero no por eso dejan de sufrir, como cuando en un momento clave del partido de "fut" algún representante del seleccionado mexicano tiene que tirar un penal. Sufrimos intensamente y luego nos la pasamos renegando por varios meses.

Para los empresarios de micro y pequeñas empresas mexicanas, lo que más llama la atención es el tema de adecuaciones salariales en el país, donde los representantes de Estados Unidos tienen una de sus miras estratégicas clave. Y los empresarios nacionales no sufren gratis, porque las diferencias salariales son... qué diríamos.... obscenas.

Datos del Banco Mundial, Inegi, del Departamento del Trabajo de Estados Unidos y del Departamento del Human Resources de Canadá, señalan los niveles salariales básicos en los países: México: 0.54 dlls. Americanos por hora o 4.46 dlls por día; Estados Unidos: 7.25 dlls por hora o 58 dlls. por día y Canadá con 10 dlls por hora y 80 dlls por día.

Para el caso de Canadá para el 2018 el salario mínimo tendrá que aumentar a 15 dólares canadienses o 11.14 dólares americanos. Para el caso de la Unión Americana, el salario mínimo no aumenta desde 2009 y deberá no ser menor a 8.21 dólares aunque hay ciudades que han marcado la meta de orientarse hacia el pago de 15 dlls, por hora progresivamente.

Hay en México 57.7 millones de personas ocupadas, 162.5 millones de estadounidenses en la misma circunstancia así como 19.2 millones de canadienses.

Una tabla de salarios del TLC, preparada por Raúl Beyruti, Presidente de Grupo GIN, para el programa de televisión A FONDO conducido recientemente por quien esto escribe es más específica e ilustrativa .
Plantea los salarios promedio diario por área económica. Para el caso de la agricultura los mexicanos ganan lo equivalente a 10.38 dólares mientras que los de Canadá ganan 122.31 dólares norteamericanos y los agricultores estadounidenses 107.76 dólares.

Para el caso del sector de la manufactura, los salarios promedio diarios son de 24.47 dólares para México, 109.20 dólares americanos para los trabajadores canadienses y de 106.96 dólares para los trabajadores manufactureros en Estados Unidos.

Para el sector comercio  los valores son de 15.63 dólares México, 74.79 dólares para el trabajador canadiense y de 152.08 dólares para el Estadounidense. El caso para el sector servicios los salarios promedio son de 18.70 dólares para el mexicano, 98.13 dólares para el trabajador canadiense y de 185 dólares con 76 centavos de dólar para nuestros vecinos del norte.

Por último, en el caso del sector de la construcción los salarios diarios promedio son: 12.71 dólares americanos para el caso de México, de 120 dólares con 87 centavos para el caso del trabajador canadiense y de 164 dólares cerrados para el trabajador de Estados Unidos.

Convencidos de que México no puede seguir sin atender la necesidad de incrementar progresivamente  el salario en el país, comenzando con darle al salario mínimo los valores necesarios para que una persona tenga la garantía de que puede comprar la comida que requiere para alimentarse al menos, el asunto de pensar en una homologación no podrá ser posible en el corto plazo y sin ajustar los incrementos a una forma en que se mida la productividad del factor trabajo.

No obstante, para muchos empresarios de empresas de micro y pequeño tamaño la sola idea de que este asunto se ponga sobre la mesa de las negociaciones abre la posibilidad a un ajuste que afecte sus formas de operación cotidiana.

La lógica que señale que el proceso, en caso de que se aceptara tendrá que guardar sus tiempos y formas legales propias, no es un punto que el empresario distingue. Solo creen que este renglón de negociación habrá de afectarles si Estados Unidos presiona suficiente y México acaba aceptando el compromiso de incrementar salarios para reducir la brecha enorme que existe en la materia entre los socios.

Sufren desde ahora, cuando apenas transcurren los primeros minutos de hostilidades (de la negociación por supuesto).

Correo: etj@uptv.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
​Improvisación, cáncer de las Mipymes mexicanas
Cooperativa de Pymes mexicanas exporta a Europa
12 tips para ser proveedor de grandes cadenas de 'retail'