Opinión

¿Sabrán mis hijos manejar sus finanzas personales?

Una preocupación frecuente de los padres es si sus hijos estarán preparados para enfrentar su entorno económico cuando crezcan, y un tema esencial es el que sepan manejar sus finanzas personales en forma adecuada.

Al respecto, podemos identificar cuatro elementos básicos para definir si tendrán una buena administración de sus recursos: la genética, que está relacionada con su personalidad; las costumbres que adquiere en casa; lo asimilado en su preparación académica; y su capacidad de corregir el rumbo a través del autoaprendizaje en el transcurso de su vida.

Con relación a la genética, el psicólogo Philip Zimbardo, en su libro The Time Paradox, plantea que hay personas predispuestas a decisiones rápidas e impulsivas, orientadas hacia el presente, mientras que hay otras más cuidadosas y previsoras, orientadas hacia el futuro. Es decir, hay niños que tendrían mayor facilidad para ahorrar.

En dicho libro se refiere a un experimento con niños conocido como marshmallow test, en donde se observa este comportamiento decidiendo si se comen un malvavisco en ese momento o esperan para tener más. Les comparto un video en www.finanzasparami.com.

Por otra parte, hay conductas que pueden practicarse en casa, como enseñarles conceptos tales como el presupuesto, asignando una cantidad de dinero y forzarlos a administrarse. La asignación de un determinado monto permite que aprendan a priorizar. Otra tarea podría ser vincular una compra con el ahorro para mandar una señal de constancia y esfuerzo. El mensaje es muy claro: “Si no tienes dinero para pagarlo, no puedes obtenerlo”.

Sin embargo, el ejemplo es la mejor manera de inculcar una buena administración familiar, pues si se vive en un entorno de desorden financiero, difícilmente podrán asimilar aspectos como el ahorro; ser cuidadosos con el gasto o tener una visión sobre la perspectiva futura.

En cuanto a la parte educativa, desde las instituciones de enseñanza básica hasta las universidades, tienen un área de oportunidad en los tópicos de finanzas personales, que si bien ya empiezan a surgir, hay un gran rezago en este terreno. Buscan preparar profesionistas, pero con graves problemas para administrar sus propios recursos.

Finalmente, para los niños de hoy se abre una gran opción de aprendizaje con el Internet y las redes sociales, que brindan un mundo de información al respecto y en donde organizaciones muy serias están ofertando educación financiera a todos los niveles.

Twitter: @finanzasparami