Opinión

Ruiz Esparza: ¿y las
explicaciones sobre Infraiber? (I)

1
     

    

ME. Responde Ruiz Esparza.

En esa tormenta llamada Infraiber vs. OHL hay demasiados cabos sueltos. Temas en los que las explicaciones de las autoridades no convencen, porque además de escasez de argumentos hay funcionarios que actúan como juez y parte, como es el caso de Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes y quien en su momento ocupó el mismo puesto en el Estado de México, cuando esa entidad era gobernada por Enrique Peña Nieto.

Ruiz Esparza ha querido convencer a la opinión pública de que el meollo de esta polémica reside en la naturaleza abusiva del contrato que Infraiber recibiera en marzo de 2011 –en tiempos, reitero, en que Peña Nieto gobernaba el Edomex.

A ese respecto, esto dijo el secretario de Comunicaciones y Transportes el pasado 8 de septiembre, luego de que se conocieran nuevos audios en donde se le involucra en gestiones a favor de OHL: “Se sabe que la razón principal del rechazo y por lo tanto de la no suscripción del contrato, era el cobro de hasta 50 centavos por cruce vehicular, costo fuera de mercado, sin justificación alguna, que hubiera tenido que ser pagado por los usuarios de las autopistas”.

Muy bien, pero… ¿Quién y por qué decidió que se adjudicara de manera directa ese contrato a Infraiber? ¿Por qué ahora Ruiz Esparza considera “fuera de mercado, sin justificación alguna” la tarifa de 50 centavos por cruce si fue precisamente la que fue autorizada en agosto de 2011 por un organismo que a final de cuentas dependía del propio Ruiz Esparza? ¿Ya le informó al presidente Peña Nieto que fue él, como gobernador, quien ultimadamente autorizó esa tarifa y no su sucesor Eruviel Ávila, como erróneamente dijo Ruiz Esparza en Los Pinos en abril de este año?

En el contrato de Infraiber, al que este columnista tuvo acceso, originalmente se establecía una tarifa de 25 centavos por cruce monitoreado (con aumentos similares a la inflación) durante 20 años. Un negociazo. Ese documento está firmado el 18 de marzo de 2011. Sin embargo, a los pocos meses, el 30 de agosto, menos de tres semanas antes que Peña Nieto dejara la gubernatura, se firmó un convenio modificatorio del Convenio marco, donde se aumenta la tarifa por cruce a los polémicos 50 centavos. Esa modificación obedece, argumentan en el convenio agregado, a que a Infraiber se le pedirían cosas que originalmente no se le habían solicitado. Y se estipula, además, que Infraiber pagará al gobierno del Edomex dos por ciento de sus ingresos como concepto de gastos de supervisión del sistema de aforo que Infraiber instalaría.

Otra duda: ¿Por qué se adjudicó un contrato de 20 años a una empresa que había sido fundada cuatro meses antes de firmar el convenio? Esa duda la puede tener cualquiera con sentido común, pero suena muy extraño que en una carta al diario Reforma del pasado 15 de septiembre Ruiz Esparza también se queje al respecto. Lo hizo en estos términos: “(el contrato) afectaba el interés público y era inequitativo para los usuarios del sistema de autopistas del Estado de México por representar una carga tarifaria excesiva por un plazo inexplicable de 20 años”.

El Convenio otorgado a Infraiber está firmado por el ingeniero Manuel Ortiz García, en su momento director general del Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares de Estado de México (SAASCAEM), organismo público sectorizado a la Secretaría de Comunicaciones. O sea, el superior del ingeniero Ortiz era Ruiz Esparza.

¿Se entregó directamente un contrato de cientos millones de pesos y Ruiz Esparza nada supo?

Faltan explicaciones creíbles.

Twitter:
@SalCamarena

También te puede interesar:
La carambola de tres bandas de Peña Nieto en la Corte
México: se aceptan calificativos (pero sólo los bonitos)
Alejandro Murat, el trashumante hijo de papá