Opinión

Responde Ruiz Esparza

1
  

   

ME. Responde Ruiz Esparza.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, está en desacuerdo con lo que en este espacio se publicó el martes sobre él en la columna “La gangrena de Peña Nieto”, donde se argumentó que a lo largo del sexenio y desde la campaña presidencial de 2012, ha estado involucrado en conflictos de interés y traicionado la confianza de su amigo el presidente, por lo cual tendría que ser cesado. Ruiz Esparza se ha convertido en un lastre para el presidente Enrique Peña Nieto y su gobierno, pero el secretario, en cuatro puntos específicos del alegato en esta columna, discrepó totalmente:

1.- Sobre la licitación de la autopista Atizapán-Atlacomulco, escribió el secretario, la propuesta de la empresa IDEAL, de Carlos Slim, fue la que presentó el costo de obra más alto, superando por más de 970 millones de pesos a la empresa ganadora. Además, dijo, cometió omisiones en el desglose del precio de obra.

Contrarréplica: en mayo del año pasado se publicaron en este mismo espacio los entretelones de esa licitación, en la cual llegaron al final IDEAL y OHL México. De acuerdo con la documentación del concurso público, se apuntó:

*El pago inicial propuesto por IDEAL sin IVA ascendía a 610 mil 265 millones de pesos; el pago inicial propuesto por OHL México sin IVA era de 530 mil millones de pesos.

*El costo de obras sin IVA que iba a realizar IDEAL era de seis mil 699 millones de pesos, contra el costo de obras sin IVA de OHL México, que era de casi mil millones de pesos menos, cinco mil 859 millones.

*Las tarifas propuestas para el cobro de un vehículo estándar, sin IVA, eran de 140.60 pesos propuesto por IDEAL, contra 148 pesos presentado por OHL.

*Finalmente, el capital de riesgo sin IVA que propuso IDEAL fue de cinco mil 375 millones de pesos, contra tres mil 94 millones de pesos.

Nunca refutó antes el secretario o los directamente involucrados en esta licitación que se le dio a OHL.

2.- Sobre el tren México-Querétaro, discrepó Ruiz Esparza, la licitación la ganó el gobierno chino a través del liderazgo de cuatro empresas públicas que formaron un consorcio con dos empresas francesas y cuatro mexicanas, entre las cuales se encontraba Higa, con 17 por ciento de la participación.

Contrarréplica: Es cierto que Grupo Higa tiene ese porcentaje de la obra que se ha pospuesto. Sin embargo, fue esa empresa del muy cercano amigo Peña Nieto, Juan Armando Hinojosa, la que provocó que en un acto extralegal, al aducir opacidad en la licitación, el presidente ordenara a Ruiz Esparza que cancelara esa licitación, unas cuantas horas después de que el secretario, en una reunión con comisiones del Senado, había defendido la transparencia del proceso. En su carta, Ruiz Esparza no entró en esos detalles, ni se refirió a la afirmación en este espacio que, en crítica a su jefe, dijo públicamente en entrevistas que la decisión no iba en el interés mexicano.

3.- Sobre la obra del acueducto Monterrey VI, el controvertido proyecto hidráulico en Nuevo León, aseguró Ruiz Esparza que la SCT no tiene relación alguna, porque se trata de un proyecto de carácter estatal.

Contrarréplica: La Secretaría de Comunicaciones y Transportes no tiene, en efecto, un involucramiento técnico directo, pero no así el gobierno federal. La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano dio su visto bueno a la viabilidad de la obra en áreas urbanas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia entregó un dictamen arqueológico favorable, y Banobras a través del Fondo Nacional de Infraestructura otorgó un apoyo económico no recuperable por tres mil millones de pesos. Al ser una obra federal en el área jurisdiccional de Ruiz Esparza, varios empresarios del Grupo Monterrey le explicaron lo inviable de la obra y el costo galopante del Grupo Higa, con la esperanza que influyera en la cancelación de la obra. Ruiz Esparza no desmintió ese encuentro en su carta.

Y 4.- Sobre los compromisos de gobierno en la administración de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, el secretario afirmó que se trató de un ataque político mediático del PAN durante la campaña presidencial de 2012, “no de una realidad ya que todos los compromisos” correspondientes a su área de responsabilidad fueron cumplidos y certificados.

Contrarréplica: En abril de 2015, el hoy presidente del PAN, Ricardo Anaya, acompañado de varios candidatos a diputados, presentaron en una conferencia de prensa 17 videos de 135 casos de promesas incumplidas de Peña Nieto como gobernador que, sin embargo, habían sido notariadas como entregadas. Había todo tipo de obras, incluidas carreteras. Un ejemplo fue el compromiso 386, sobre la continuación de la carretera de Coatepec-Harinas a Los Venados, que no se terminó. Otro es el compromiso 161, la construcción de la carretera San Mateo El Viejo-San Pedro El Alto, que quedó a medio terminar.

La carta aclaratoria del secretario es puntual y atenta. En ese mismo tenor, en este espacio se ratifica lo publicado el martes pasado. La gestión de Ruiz Esparza ha sido controvertida y polémica. Sí es una gangrena que sube por la pierna del presidente Peña Nieto que tendría que amputársela antes de que lo contamine aún más. Es decir, la conclusión final el martes y ahora, es que debe ser cesado por el lastre que le significa al presidente y a su gobierno.

Twitter: @rivapa

También te puede interesar:
La gangrena de Peña Nieto
OHL, amigos del presidente
Iguala, las primeras horas