Opinión

¿Resistirá la economía la turbulencia política?

 
1
 

 

Turbulencia. (Especial)

Estamos ya en una etapa en la que es probable que semana tras semana nos enfrentemos a turbulencias asociadas con la política.

Ya es poco probable que las principales amenazas a la estabilidad de los mercados financieros provengan del gobierno de Trump.

Las audiencias sobre la renegociación del TLCAN en Estados Unidos (EU), que comienzan hoy y seguirán hasta el jueves, seguramente ratificarán que hay muchos en EU que quieren que siga y se profundice el acuerdo comercial.

No quiere decir ello que la negociación vaya a ser suavecita y sin sobresaltos, pero sí que se ve muy remoto que exista la amenaza de salir del Tratado, como lo expresó Trump en la campaña y en los primeros días de su administración.

Pero en México, las olas políticas y empresariales van a estar a todo lo que dan.

Le enlisto algunos de los procesos que deben seguirse con cuidado en los próximos meses:

1.- La discusión en la Suprema Corte sobre la tarifa cero de interconexión con Telmex.

Aunque el tema parece estrictamente empresarial en realidad es profundamente político. Si se diera una resolución que echara para abajo la tarifa cero de interconexión con América Móvil/Telmex, muy probablemente se produciría un gran revuelo tanto en México como en Estados Unidos y en España. Telefónica y AT&T ayer mismo prácticamente amagaron con revisar su presencia en México en el caso de que el máximo tribunal favorezca a Telmex. El asunto está listado en la segunda sala de la Corte para dirimirse mañana mismo.

2.- El crecimiento de la inseguridad en diversos puntos de la República.

Pensar que el crecimiento de los homicidios dolosos puede caracterizarse meramente como un asunto de delincuencia común es fantasear. Por múltiples razones, hay un incremento de la sensación de inseguridad que, de acuerdo con el Inegi, es visto por la población como el problema número uno en México. Ello puede influir seriamente en todo el proceso electoral que viene.

3.- El enredado asunto del Frente Amplio y las alianzas.

Los resultados de las elecciones recientes mostraron que la posibilidad de derrotar al PRI pasa por la construcción de alianzas. El problema es que en los partidos que pueden conformarlas no existe la voluntad política real para abandonar proyectos individuales y establecerlas. En este contexto, no le extrañe a usted que, durante el segundo semestre del año, pese a los autogoles que él mismo se mete, AMLO fortalezca su posición como el más serio prospecto a ganar la presidencia el próximo año y ello detone un mayor nerviosismo.

4.- La permisividad de los ataques a la autoridad electoral.

Los reclamos –en muchos casos infundados– de los partidos a la autoridad electoral en las pasadas elecciones estatales y posiciones como las que frecuentemente esgrime AMLO descalificando al INE o al Tribunal, debilitan la autoridad moral y el respaldo público del árbitro electoral. En una elección probablemente muy competida y cuestionada, este proceso puede dar lugar a una situación de ingobernabilidad del proceso mismo y en el extremo a una crisis política.

La economía mexicana ha resistido hasta ahora y en abril creció 2.8 por ciento.

Sin embargo, si todas estas olas van creciendo y juntándose, me temo que la historia podría ser diferente desde los últimos meses de este año y durante todo 2018.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El verano caliente que nos espera
¿Y dónde quedó el ‘gasolinazo’?
La agenda fiscal del ganador de 2018