Opinión

Red Eco: inclusión financiera en la Montaña de Guerrero

09 enero 2018 5:0
 
1
 

 

Red Eco

La participación de iniciativas de sociedad civil en el desarrollo y el combate a la pobreza no han sido suficientemente valoradas e incluso tienden a minimizarse. Un ejemplo que es importante dar a conocer es el caso de la Cooperativa de Ahorro y Préstamo Red Eco de la Montaña. Esta institución mediante organización comunitaria ha logrado la inclusión financiera de más de 18 mil personas en 27 municipios, catorce de los cuales están en la región de la Montaña de Guerrero y trece en la mixteca poblana.

Como sabemos, Guerrero es el tercer estado de mayor pobreza en el país. Con frecuencia el primero en términos de violencia y crimen organizado. Las noticias que llegan casi nunca se refieren a los esfuerzos de la organización de la sociedad civil y menos a esfuerzos notables en áreas complejas, como es el desarrollo de acceso a servicios financieros y desarrollo económico. La inclusión financiera, que es el acceso sostenido a servicios financieros para la población rural de bajos ingresos, pequeños productores y receptores de remesas tiene un fuerte rezago en Guerrero, aspecto que tiene una alta correlación con la pobreza rural, la ausencia de lugares donde ahorrar para miles de familias migrantes que envían el 64% de las remesas que llegan al Estado o para créditos que permitan mantener o ampliar cultivos y actividades productivas generadoras de empleos.

Según datos de la CNBV, Guerrero está entre las 12 entidades federativas con menor cobertura de servicios financieros a nivel nacional, aunque las leyes de finanzas populares (LACP 2001, Ley RASCAP) han logrado ampliar la inclusión financiera en estados como Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Querétaro, entre otras. En Guerrero, no ha sido fácil. Una de ellas es el caso de Red Eco de La Montaña, una Cooperativa que nació en 2003 con el incentivo de pagar remesas directamente en comunidad y con apenas 35 socios y un liderazgo local que ha sido determinante para el éxito.

Creada en noviembre del 2003, autorizada en diciembre de 2008 por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores con 15 años de funcionamiento y trabajo ininterrumpido de sus directivos, empleados y asesores; esta iniciativa ejemplar de inclusión financiera ha logrado integrar una red de microbancos con 19,738 socios de los cuales 11,906 son mujeres (60.28%), ha establecido 8 sucursales que atienden socios de comunidades indígenas que viven en una situación de marginación lamentable. Así, las comunidades donde Red ECO ha establecido sucursales son todas de alta y muy alta marginación: en municipios como Huamuxtitlán, Tlapa, Olinalá, Alpoyeca, Cuálac; en Puebla, Tulcingo, San Luis Acatlán, Chiautla.

La solidez institucional y financiera lograda por esta cooperativa y su cobertura rural es admirable. Esto ha sido posible gracias al acceso a asistencia técnica profesional, acceso a redes de servicios técnicos y de servicios financieros brindada por el Grupo AMUCSS (microseguros, remesas, formación de microbancos), organización fundadora junto con 35 personas de Huamuxtitlán; el soporte técnico de la DGRV (Confederación de Cooperativas Alemanas) financiada por el proyecto PATMIR (SAGARPA-BANSEFI) y por el esfuerzo propio de sus directivos, maestros y profesionistas locales altamente comprometidos.

A la fecha Red Eco cuenta con 152.4 millones de pesos de ahorro captado. Cabe señalar que muchas de estas cuentas de ahorro han sido abiertas y han crecido por el impulso de los migrantes y sus receptores, pues la zona es de altísima migración, siendo las remesas la principal fuente de ingresos. En sus quince años ha otorgado más de 55 mil créditos comerciales, de consumo y para vivienda; sólo en 2017 otorgó 4,600 por un monto de 123 millones de pesos con una tasa de interés promedio de 2% mensual. El tamaño de los activos es de 198.8 millones de pesos, de los cuales 26 millones son capital social. La cooperativa opera con 76 empleados y en el 14º aniversario de su fundación inauguró sus propias oficinas con un edificio valuado en 15 millones de pesos.

Un verdadera red de banca social que llega a donde ni la banca privada, ni la banca de desarrollo han podido atender las necesidades de la población. Una cooperativa que ha demostrado que la organización económica local sí es posible y genera resultados a pesar de un entorno estructuralmente complicado. Red Eco de la Montaña ha financiado a miles de familias con ahorro captado de remesas internacionales y tiene ya una red de oficinas bancarias donde puede canalizar mediante depósitos a cuentas de ahorro, los programas Prospera, Adultos mayores,  Apoyo a Mujeres Jefas de Familia. Es decir se pueden hacer transferencias de apoyos gubernamentales con lo que el gobierno ahorra costos y los beneficiarios tienen un mecanismo de bancarización en 27 municipios altamente conflictivos.

El desarrollo económico y social pueden ser una realidad si pensamos en una la política pública de Estado que permita detonar y fortalecer procesos como el que a Red Eco de la Montaña le tomó más de una década para reconvertir y transformar regiones como en las que ha logrado incidir esta organización.

*Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social.

Correo:
isacruzh@gmail.com

También te puede interesar:
SMB Contigo microfinanzas, seguridad alimentaria y desarrollo territorial
AMLO: Propuesta financiera para el campo
Diálogos por la inclusión financiera de migrantes y comunidades de origen

Sign up for free