Opinión

Razones del INAI para más presupuesto en 2018

 
1
 

 

PRESUPUESTO

El presupuesto público es el instrumento a través del cual el Poder Legislativo establece los niveles máximos de gastos que se pueden realizar, también autoriza el endeudamiento y las aplicaciones financieras en que puedan incurrir, en un determinado período anual, y, se definen en un contexto financiero que contempla una estimación de recursos públicos que finalmente pueden ser superiores o inferiores a lo originalmente previsto.

El responsable de la formulación del presupuesto es el Poder Ejecutivo, mientras que el Poder Legislativo lo aprueba, convirtiéndolo en ley antes del comienzo de cada ejercicio.

Los gastos aprobados surgen de los bienes y servicios que el Estado, en sus tres poderes, se propone producir y proveer a la sociedad. Estos bienes y servicios están estructurados en programas, los cuales son ejecutados por organismos, instituciones y entes públicos.

Por regla general, todo presupuesto público se sustenta en una serie de principios, entre los que destacaríamos los siguientes:

—Principio de publicidad, que significa que debe estar al alcance de todo ciudadano para su consulta y conocimiento.
—Principio de universalidad, que viene a determinar que debe contener la totalidad de los ingresos y gastos del Estado y de cada institución a detalle.
—Principio de competencia popular, que deja patente que es el pueblo, en el que reside la soberanía nacional, el que, entre otras cosas, deberá establecer el pago del Estado.
—Principio de especialidad, que viene a dejar claro que las cantidades establecidas en él deben estar dirigidas exactamente a los objetivos que aparecen recogidos en el mismo.

Es por ello que el presupuesto público, en última instancia, supone una previsión de los ingresos que recibirá el Estado y un límite de los gastos que pretende realizar.

Los ingresos previstos en el presupuesto provendrán de impuestos, tasas y otros recursos fijados por la ley tributaria, mientras que los gastos se realizarán en inversiones y servicios en beneficio de la comunidad.

Por lo que hace al presupuesto del INAI, instituto del que formo parte, en 2017, el presupuesto asignado fue de 955 millones 861 mil 356 pesos y el monto proyectado para 2018 que solicitaremos nos apruebe la Cámara de Diputados —previa consideración de la Secretaría de Hacienda— es de mil 98 millones 478 mil 640 pesos, cifra que representa un incremento de 14.9%.

¿Por qué es necesario el incremento de presupuesto?

1. En gran medida, lo inercial continúa y con nuevos retos para garantizar el ejercicio de dos derechos fundamentales, el Derecho de Acceso a la información y el de Protección de Datos Personales, (por citar un ejemplo de nuevas necesidades, el costo del edificio de la sede, cuando se hizo en 2013, el contrato del arrendamiento financiero a 20 años se fijó en tasa variable este año pasó de 48 a 70 millones, el pago anual se ha venido transformando al alza, etcétera).

2. En el transitorio de la nueva Ley General de Protección de Datos Personales establece: “la Cámara de Diputados, las Legislaturas de las Entidades Federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán hacer las previsiones presupuestales necesarias para la operación de la presente Ley y establecer las partidas presupuestales específicas en el Presupuesto de Egresos de la Federación y en los Presupuestos de Egresos de las Entidades Federativas, según corresponda, para el siguiente ejercicio fiscal a su entrada en vigor”.

Así las cosas, especialmente el incremento se justifica por el deber de implementar la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados (LGPDPPSO), que inició su vigencia apenas el 27 de enero del 2017, y con ello, atender las nuevas atribuciones y responsabilidades que este marco normativo le fija al INAI.

La nueva Ley General de Datos contempla un universo de 725 nuevos sujetos obligados del sector público federal, en materia de protección de datos personales, a los que el Instituto deberá brindar apoyo técnico, capacitación y asesoría en el cumplimiento de las nuevas disposiciones, sin descuidar sus competencias en el sector privado.

Es importante considerar que el INAI es el organismo encargado de garantizar el derecho a la protección de datos personales en el sector privado y en el sector público federal, por ello, la ineludible misión de fortalecer capacidades técnicas y operativas de la Secretaría de Protección de Datos Personales que, a partir de la entrada en vigor de la LGPDPPSO, cuenta, entre otras, con las siguientes atribuciones:

• Vigilar y verificar el cumplimiento de las obligaciones previstas en la Ley General en el sector público federal.

• Desarrollar un sistema de esquemas de mejores prácticas de protección de datos personales en el sector público.

• Diseñar y aplicar indicadores y criterios para la evaluación del desempeño de los sujetos obligados, en lo que respecta al cumplimiento de sus obligaciones previstas en la Ley General y demás disposiciones aplicables en la materia.

• Desarrollar el sistema de certificación en materia de protección de datos personales.

• Auxiliar en la sustanciación de los recursos de revisión y de inconformidad de los sujetos obligados.

• Participar en la capacitación y actualización de los servidores públicos de carácter federal.

En un contexto de austeridad y ejercicio esmerado de los recursos públicos, el INAI requiere una vez más una consideración excepcional.

El autor es comisionado presidente INAI.

Twitter: @f_javier_acuna

También te puede interesar:
INAI propuso estándares internacionales para protección de datos personales
El INAI, de la evolución a la consolidación (2014-2017)
El INAI, el SAT y la mayor incautación de divisas en aduanas