Opinión

Quizás Azcárraga necesita que veamos Netflix

 
1
 

 

ME. Quizá Azcárraga necesita que veamos Netflix.

Quizá lo que Televisa necesita es más usuarios de Netflix, gente que quiera ver video. Sus datos, sus directivos y quienes revisan lo que dicen sus directivos, parecen confirmarlo.

No pudimos ver videos en YouTube. Estuvimos en el centro de Coyoacán, en plena zona urbana del Distrito Federal y después de la cena navideña simplemente no pudimos ver el video de la canción setentera Staying Alive, de Bee Gees. Un superficial capricho entre quienes festejábamos.

¿La razón de esa leve frustración? Aparentemente la insensatez de mis vecinos que no permitieron la invasión de más cables en la propiedad y mantienen desde hace una década a Telmex como el único proveedor de telecomunicaciones en esta pequeña comunidad, cuyos miembros tuvieron también la idea de exprimir YouTube al final de la Nochebuena.

El flujo local de internet, ante tal demanda, colapsó.

Las redes de Telmex, según sus empleados, en mi zona están saturadas y estoy en lista de espera para recibir internet por “fibra óptica”; mientras, dependo de un cable de cobre que me surte el servicio.

Por eso entiendo que este momento es de Emilio Azcárraga. Su nueva “chica” Izzi le trajo tremenda sonrisa.

De acuerdo con un reporte del banco estadounidense JPMorgan, Izzi, de Televisa, está en una mejor posición que Telmex para ofrecer banda ancha a sus clientes.

Por eso, quizás, esa compañía que sustituyó a Cablevisión y que Televisa la percibe como su apuesta más disruptiva, le entregó un aumento anual de 37.5 por ciento de ingresos medidos hasta septiembre. Quitando el ruido de la reciente inclusión de empresas medianas a este sistema, el negocio de televisión de paga e internet, le pagó ingresos 14 por ciento más altos a los muchachos de Azcárraga.

Además este negocio le concede una apetitosa ganancia de 40 por ciento. Vamos a ponerlo claro. Si usted es de los clientes de Sky o Izzi que pagan en promedio unos 680 pesos al mes, entrega mensualmente a Televisa una utilidad bruta de 272 pesos.

Comparemos. ¿Cómo va el negocio tradicional de Televisa, el de la publicidad de los cortes comerciales en programas como el desaparecido En Familia con Chabelo o en telenovelas de El Canal de las Estrellas?

Va a la baja. Sus ventas por ¨anuncios¨ cayeron 9.0 por ciento, también medido hasta septiembre, respecto al mismo periodo del año anterior.

¿Por qué cayeron? No entremos al tema de rating. Televisa subió sus precios de forma agresiva desde el año pasado y sus clientes simplemente detuvieron compras. No está claro el porcentaje de aumento, pero una caída tan abrupta en los ingresos de ese negocio que desde hace tiempo no entrega la mayoría de los ingresos a Televisa, manifiesta un reflejo de rechazo, como de susto. Muchos anunciantes tal vez quieren mandar una señal y tratar de contener a Televisa.

Pero no lo conseguirán, si José Bastón se mantiene firme. El presidente de TV y contenidos de Televisa argumentó para el cambio de precios que entre 29 países de la OCDE, México ocupa el lugar 28 en CPM, o costo por impresión, una medida del impacto que puede tener un anuncio. Y ofrece más datos. Dice que sólo 0.48 por ciento del PIB se destina a la publicidad, en Brasil ese dato es de 1.14 por ciento y en Argentina se acerca a 1.0 por ciento. Enfáticamente, Bastón asegura que no se moverá. Lo apoya Alfonso de Angoitia, presidente del comité de finanzas del grupo. JPMorgan dice que pueden tener razón, el banco espera que la caída de ingresos del negocio publicitario disminuya considerablemente pronto.

Mientras tanto, ahí está Izzi y esa aparente necesidad que creamos de ver series, videos, música, por internet y ese servicio mantiene tranquilo a Azcárraga.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
Hoy bajó hasta 22% el precio del servicio Uber X
¿Quién quiere trabajar en una armadora?
"Sentarse a ver la tele ya es casi pintoresco"