Opinión

¿Quién ganará las elecciones del 2016?

 
1
 

 

Boleta electoral

El próximo año será de gran actividad electoral pues cambian 12 gubernaturas en un contexto en el que la competencia político-electoral ya no volverá a ser la misma después del pasado 7 de junio.

Por eso, dichos procesos van a tener relieve no sólo local sino nacional.

La semana pasada le describí el cuadro de Veracruz, Puebla y Oaxaca, los estados con el padrón electoral más grande entre los que tendrán elecciones. Veamos otros casos interesantes.

– Chihuahua. También con un padrón elevado, de 2.6 millones de electores, esta entidad hoy es gobernada por el PRI. En 2010, César Duarte obtuvo el 55.5 por ciento de los votos, respaldado por el PRI, Verde, PT y Panal. El PAN quedó en segundo lugar con el 39.2 por ciento. En la votación del primer domingo de junio, los mismos partidos que respaldaron a Duarte sumaron el 50.6 por ciento de los sufragios mientras que el PAN quedó en 25 por ciento. Así que en esta entidad, si el PRI rehace aliados y no equivoca la selección de su candidato, se perfila como claro favorito.

– Sinaloa. Es un estado que se perfila especialmente interesante para la elección del próximo año. Mario López Valdés llegó con el respaldo de la alianza PAN-PRD-MC y obtuvo el 51.8 por ciento de los votos emitidos. PRI-Verde-Nueva Alianza, ocuparon la segunda posición con el 46.4 por ciento. Ahora los partidos de la alianza que hace seis años resultó triunfadora obtuvieron apenas el 26.8 por ciento. Y el PRI y el Verde llegaron al 40 por ciento. Sin embargo, en Sinaloa los candidatos independientes obtuvieron el 13 por ciento de los votos totales, y el 40 por ciento de esos votos fueron para Manuel Clouthier, que arrasó en Culiacán. Nada raro sería verlo como candidato a la gubernatura, emulando a El Bronco, y se convertiría en candidato muy competitivo.

– Tamaulipas. En esta entidad aquejada por la violencia, en 2010 fue asesinado el candidato a gobernador por el PRI y el PVEM, Rodolfo Torre Cantú. Su hermano, Egidio Torre, fue el candidato sustituto y ganó la elección con el 61.6 por ciento de los votos emitidos. En las elecciones federales recientes, ese porcentaje bajó a 47.6 por ciento. El PAN ocupó el segundo lugar con un distante 24.3 por ciento. Así que si nada extraño ocurre, el PRI tiene todo para ganar de nuevo en Tamaulipas.

– Aguascalientes. Esta entidad, una de las más exitosas en materia de crecimiento económico, fue ganada en 2010 por el PRI-Verde con en 47.6 por ciento de los votos para Carlos Lozano. Las dos fuerzas nacionales que lo respaldaron obtuvieron el pasado 7 de junio el 35.41 por ciento de los votos emitidos. El PAN obtuvo en 2010 el 42.6 por ciento de los votos. El 7 de junio consiguió el 31.2 por ciento. Así que nuevamente se perfila una elección altamente competida cuyo resultado dependerá en gran medida de los candidatos y de las alianzas que puedan formarse.

En una próxima entrega revisaremos las otras entidades que cambian de gobernador así como el panorama político que se perfila para el 2016.

Lo que es un hecho, le reitero, es que tras el resultado del 7 de junio, las cosas ya no podrán ser como antes y seguramente tendremos otras sorpresas en la escena nacional.

Twitter:@E_Q_

También te puede interesar

¿Seguirá el PRI adelante en las encuestas?

¿Cómo vienen las elecciones de 2016?

El relanzamiento que viene