Opinión

¿Quién ganará la elección de 2018?

 
1
 

 

Elección 2018. (Especial)

Esta semana EL FINANCIERO publica los resultados de su más reciente encuesta de intención de voto para las elecciones presidenciales de 2018.

Y la conclusión que puede obtenerse de ella es que: no sabemos quién ganará esos comicios.

Quizás usted pueda decir que, en la encuesta, AMLO aparece en primer lugar con 30 por ciento de la intención de voto, dos puntos arriba de Margarita Zavala.

Es cierto, pero hay dos factores que deben tomarse en cuenta. El primero es que la diferencia no es suficientemente amplia como para ser concluyente a un año de las elecciones. La segunda es que ha existido una gran volatilidad en las intenciones de voto del electorado encuestado.

Zavala y López Obrador han intercambiado varias veces posiciones a lo largo de los meses. Y el candidato priista no se encuentra tampoco suficientemente lejos como para descartarlo.

Las intenciones de voto por partido, sin señalamiento del candidato presidencial, dan el primer lugar al PAN. Y la preferencia en el caso de la Cámara de Diputados favorece al PRI.

Esto significa que no hay certidumbre en el resultado, lo que no es inusual en muchas democracias. De hecho, es parte intrínseca de ellas.

Pero, hay más. Fuera de que López Obrador será, sin duda, el candidato seguro de Morena, en las otras fuerzas políticas hay incertidumbre respecto a quiénes serán los abanderados.

Por ejemplo, en el PAN, aunque las preferencias del electorado en general han favorecido a Zavala, entre los simpatizantes panistas ya se inclinan por Ricardo Anaya.

En el caso del PRI, el proceso es más complejo. El líder en los careos internos entre simpatizantes es claramente Miguel Ángel Osorio Chong. Pero cuando se hacen los careos a población total, el actual titular de Gobernación queda en tercer lugar, lo mismo que los otros aspirantes que se mencionan.

El presidente Peña ha dicho en varias reuniones privadas que, aunque ve las encuestas y las toma en cuenta, la posición que los diversos aspirantes tienen en ellas no será determinante para la selección del candidato. Y el gran elector va a ser uno.

En el caso del PRD, hasta hace poco, era indisputable la candidatura de Miguel Ángel Mancera, pese a no ser perredista, pero la emergencia de Juan Zepeda y la discusión de un posible frente amplio ya metió ruido al proceso.

En conclusión, faltando 362 días para las elecciones federales, aún no se sabe siquiera quiénes van a estar en la boleta electoral.

Y menos aún, quién será el triunfador en las elecciones del 1 de julio de 2018.

Se ha dicho, en materia electoral, que un año es una eternidad. Mil cosas pueden suceder en ese lapso como cambiar las percepciones de los militantes de los partidos y de los electores en general.

Lo que los resultados de la encuesta que publica EL FINANCIERO indican es que los procesos internos contarán, la selección de los candidatos también lo hará y las campañas lo mismo, además del entorno que vivamos en los siguientes doce meses.

Quienes todavía hablen de la inevitabilidad del triunfo de alguien están fantaseando o confundiendo sus deseos con los datos que arrojan los estudios de opinión… y no sería la primera vez.

​Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Quién podrá contar otra historia?
Vendrán sorpresas en la política
Se buscan indecisos e infieles