Opinión

¿Qué traerá la reforma fiscal en EU? 


1
 

 

¿Qué traerá la reforma fiscal en EU?

El día de mañana Donald Trump o algunos integrantes de su equipo delinearán lo que, en grandes trazos, será la reforma fiscal que va a proponer con detalle en los próximos meses.

Lo que trascendió ayer es que propondrá una reducción de la tasa corporativa a 15 por ciento.

Actualmente, las empresas tributan según su nivel de ingresos en tasas que van desde 15 hasta 35 por ciento. Desde luego las más grandes pagan 35 por ciento de ISR.

Lo que deberá dirimirse es si el 15 por ciento propuesto por Trump es sobre la misma base sobre la que se tributa ahora o habrá algún cambio.

En México tenemos muy claro que un cambio en la forma de calcular la base de tributación puede modificar mucho el significado de la tasa. Recordemos el IETU.

Tras el proceso de transición y a partir de 2010, la tasa del IETU fue de 17.5 por ciento. Pero los empresarios saben que esa tasa implicaba en algunos casos hacer pagos por arriba de una tasa del ISR de 35 por ciento.

En la propuesta enviada por el congresista Paul Ryan, la base del cálculo del impuesto corporativo cambia y se parece más a la de un IETU con la particularidad de incluir el ‘border adjustment tax’ (BAT).

Lo que ha trascendido hasta ahora es que al equipo de Trump no acaba de convencerle la propuesta del BAT, por lo que prácticamente se le ha estado dando por descartada.

En lo filtrado hasta ahora no se ha especificado el grado de reducción de las tasas del ISR para las personas físicas, y ayer sólo se comentó que se tiene contemplado un fuerte recorte para los individuos con ingresos medios.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, explicó que el tema al que apunta esta reducción es al crecimiento económico y que el gobierno está menos preocupado en equilibrar las cuentas fiscales que en obtener una tasa de al menos 3.0 por ciento para el PIB y lograr la generación de más empleos.

De hecho, el propio funcionario señaló que espera que el recorte de impuestos sea pagado por el mismo crecimiento.

Si, efectivamente, quedara claro que el gobierno de Trump no va a emprender ningún ajuste fiscal que castigue a las importaciones, esto será un gran alivio y podría fortalecer al peso aún más.

Sin embargo, es probable que mañana no se obtengan respuestas claras a estas interrogantes pues se ha señalado que los detalles de las propuestas se conocerán hasta dentro de varias semanas.

Una pregunta que flota en el ambiente es si México bajaría sus tasas impositivas en el caso de que Estados Unidos así lo hiciera.

Habiendo hecho directamente esta pregunta al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en la Convención Bancaria, la respuesta fue precisa: México no tiene espacio fiscal para pensar en una reducción de las tasas del ISR.

Así, quien piense que hay alguna posibilidad de que nuestro país siga a Estados Unidos en ese movimiento, puede ir descartándolo.

El gobierno seguirá apostando en que hay ventajas competitivas en México que pueden compensar tasas corporativas más altas en Estados Unidos, como para asegurar que no perderemos la competitividad por este ajuste fiscal en nuestro vecino del norte.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Cinco lecciones que nos ha dado Francia
Las mejores y las peores economías del mundo
¿Todavía nos debe preocupar Trump?