Opinión

¿Qué pasa con el dólar?

 
1
 

 

¿Qué pasa con el dólar?

Nuestro peso se devaluó ayer casi 1.0 por ciento y junto con el real brasileño fue de las monedas de mercados emergentes más depreciadas.

Ocurre lo mismo si vemos la perspectiva de los últimos cinco días, donde el retroceso es de 4.4 por ciento para el real y de 4.6 por ciento para el peso.

¿Qué hay detrás de esta nueva caída de nuestra moneda? ¿Podría agravarse más aún o hay posibilidades de recuperación?

Van algunas consideraciones.

1.- Hay un retroceso generalizado de las divisas de mercados emergentes. No sólo perdieron el peso y el real. También cayeron fuerte el peso colombiano, el won de Corea del Sur o el rand de Sudáfrica.

Nuevamente, el temor de un alza en las tasas de interés en la reunión de la Fed del próximo 21 de septiembre ha propiciado este comportamiento global.

2.- Hay razones por las que ahora el peso está cayendo más que otras monedas. Ya en el pasado comentamos que la existencia de un mercado amplio, profundo y líquido de pesos, conduce a que diversos inversionistas adquieran nuestra divisa para cubrirse.

Ahora hay que agregar que, de acuerdo con los análisis de Bloomberg, hay una conexión entre la depreciación de nuestra moneda y los avances en las encuestas por parte de Trump. Tras las dudas sobre el estado de salud de Hillary Clinton, se acentuó la depreciación. Y para acabar, si a ello se suma la caída de los precios del petróleo, en donde la mezcla mexicana ha perdido casi 7.0 por ciento del 8 de septiembre al día de ayer, se explica la razón de la fuerte caída de nuestra divisa.

3.- La volatilidad va a continuar. Ahora las fechas que debe anotar en su agenda son por lo menos dos. La próxima es el miércoles 21 de septiembre, cuando la Fed anuncie su decisión de política monetaria.

Aunque el mercado apenas marcaba ayer por la tarde una probabilidad implícita de un 20 por ciento para el incremento, el nerviosismo va a seguir mientras no se anuncie la decisión. El lunes 26 de septiembre es el primer debate de los candidatos presidenciales en Estados Unidos. Del desempeño que tengan dependerá el resultado de las encuestas, y ello a su vez afectará a la paridad.

4.- La depreciación del peso, por lo pronto, no tiene que ver con la discusión del Paquete Económico. Puede ser que el resultado final de la negociación en el Congreso el 15 de noviembre sí afecte. Pero hay muchos otros factores de corto plazo y de naturaleza externa que hoy son los que están influyendo en la paridad.

5.- No es inalcanzable un promedio de 18.20 pesos por dólar para 2017. Hay que recordar que el Presupuesto está construido sobre la base de ese cálculo. Si la Reserva Federal sólo sube una vez las tasas en este año y Hillary Clinton gana las elecciones del 8 de noviembre, entonces no es nada difícil que veamos nuevamente un dólar que se acerca a 18 pesos.

Si las cosas son diferentes y Trump gana o la Fed sube muy rápido las tasas, entonces no sería improbable ver una cotización de 21 o 22 pesos en los primeros meses de 2017.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿En verdad es mucho el gasto público?
Cinco preguntas sobre el Presupuesto
Los ataques a Meade