Opinión

¿Qué obstáculo invisible bloquea aquí la carrera de ingenieros?

 
1
 

 

¿Qué obstáculo invisible bloquea aquí la carrera de ingenieros?

Díganle que quizás es falso. A quien asegure que los días del petróleo acabarán pronto, díganle que se equivoca.

Sí, cada vez hay más coches eléctricos y en algún momento podrían ser mayoría aquellos que no requieran gasolina. Ojalá. Pero, ¿de qué estarán hechos esos coches? ¿De qué está hecho casi todo el interior de cualquier carro? Y tu celular, y su funda… el plástico lo sustituye casi todo. Los muebles de madera, las botellas de vidrio.

Debió venir a México la semana pasada un analista de la Agencia Internacional de Energía a mostrarlo en una gráfica en el Palacio de Minería: de aquí a 2040, caerá el uso de petróleo para generar electricidad, para calentar edificios y para mover coches. Pero crecerá para usarlo en barcos, camiones, aviones y principalmente… en hacer petroquímicos.

Párrafo para quienes no dominamos la materia: el petróleo generalmente viene acompañado de gas. De gas natural. Ese gas que no puede verse ni tocarse contiene etano. Del etano obtienen etileno y del etileno, polietileno. Plástico. Plástico como el que rellena los asientos de un automóvil. Todo, desde que sacan el gas de la tierra hasta que se convierte en lámina flexible como la que cubre las defensas del coche, es un proceso petroquímico.

Es una vía de trabajo creciente para los ingenieros nacionales. ¿El problema? Que México se está quedando sin materia prima, sin etano, porque cada vez produce menos gas natural.

La producción del gas que contiene etano cae a un ritmo anual de 7.0 por ciento de acuerdo con datos de Pemex, única empresa que lo produce aquí, todavía.

Muchos ingenieros aspiran a trabajar en fábricas y como en este país las exportaciones parecen viajar sobre ruedas, muchos pretenden vender piezas a la industria automotriz.

Bien. Obtener el trabajo no será muy difícil. Que ese trabajo pague bien, requerirá más esfuerzo. Que esté en marcha una generación de ingenieros mexicanos prósperos, eso sí luce difícil.

Un coche contiene tres mil 290 dólares de productos químicos en promedio, principalmente plásticos. De esos costos, más de la mitad del dinero va a dar al extranjero, de acuerdo con estudios de Idesa, la empresa petroquímica que comanda José Luis Uriegas.

¿Por qué? Porque Estados Unidos, de donde importamos esas partes, produce cada vez más gas y más etano. El año que entra ese país producirá 38 por ciento más de esta materia prima que en 2016, de acuerdo con estimaciones de la Agencia de Información Energética (EIA, en inglés) de ese país.

Nosotros debemos importar ese etano o sus derivados para completar lo que requieren hoy plantas mexicanas.

Eso implica pagarlo y además pagar el transporte para traerlo de Texas a México. Obviamente, más caro que allá.

¿La consecuencia? Aquí, Idesa en sociedad con Braskem construyó el proyecto Etileno XXI, una planta de cinco mil millones de dólares en Veracruz, que desde el año pasado da empleos directos a 800 personas. Con el limitado etano de Pemex hacen materia prima para quien fabrica cosas de plástico. En Texas y Louisiana se construyen nueve gigantes como éste.

La demanda de etano crecerá, me confirmó el viernes el comisionado Ryan Sitton, de la Railroad Comission of Texas, autoridad responsable de expedir permisos de perforación petrolera y gasífera en ese estado. Eso elevará su precio en toda Norteamérica.

Allá, me advirtió, el barril de petróleo a 50 dólares detonó nuevamente las operaciones de fracking, que fractura rocas subterráneas para extraer crudo y gas natural del subsuelo.

Está claro qué país obtendrá más etano más barato en el corto plazo, cuando menos. También está claro por el momento en dónde se seguirá haciendo la mayoría de las partes de plástico de los automóviles y en dónde contratarán gente para eso.

¿La oportunidad? Ésa está en invertir ahora en producción de gas natural para obtener pronto etano en México, actividad que descuida Pemex. Más materia prima implica más oportunidades para ingenieros mexicanos, cuya carrera hoy tiene en la ausencia de ese material un obstáculo de crecimiento.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
¿Calor? Pemex invierte tres mil mdd en combatirlo
No posee uno sólo, pero él quiere ser el rey de los estacionamientos
En esta universidad privada BMW busca empleados... y es ‘gratuita’