Opinión

Qué nos están diciendo
los últimos indicadores

1
 

 

DF

1.- Estados Unidos: nómina no agrícola de junio. Nos refleja menor actividad en la industria, pero buen desempeño en los servicios.
El Departamento de Trabajo de Estados Unidos reportó que en junio pasado se crearon 223 mil plazas, desde las 254 mil reportadas en mayo. El mercado esperaba un avance de 227 mil plazas. El Departamento señaló que durante los últimos tres meses, las ganancias de empleo han promediado 221 mil por mes. La creación de empleo se produjo principalmente en los servicios profesionales y de negocios, en los servicios de salud, en el comercio al por menor, en instituciones financieras y en el transporte y almacenamiento.

La tasa de desempleo cayó a 5.3 por ciento desde 5.5 por ciento de mayo, para tocar un mínimo desde abril de 2008, a medida que más personas abandonaron la fuerza laboral; sin embargo la tasa de participación, que nos dice cuantas personas están buscando trabajo y cuantas no, bajo.

La semana laboral promedio para todos los empleados de las nóminas no agrícolas privadas se mantuvo en 34.5 horas en junio, y por cuatro meses consecutivos. La semana de trabajo en la manufactura para todos los empleados bajó 0.1 horas a 40.7 horas, y las horas extras en las fábricas aumentaron en 0.1 horas a 3.4 horas. En junio, los salarios promedio por hora para todos los empleados en la nómina privada quedaron sin cambio en 24.95 dólares.

Las menores contrataciones indican que las empresas confían en que pueden moderar el empleo y satisfacer la demanda, en un contexto de fuerte gasto de los consumidores y los débiles mercados de exportación. Los aumentos más moderados en las nóminas pueden ser suficientes para reducir la tasa de desempleo y consistentes con la expectativa de que la Reserva Federal subirá las tasas de interés. La presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha dicho que espera que el Banco Central eleve los costos de endeudamiento este año, y que los aumentos posteriores serán graduales, sin seguir un camino predecible.

2.- México: el crecimiento de la economía mexicana en mayo podría ubicarse en alrededor de 1. por ciento anual, muy por debajo de la tendencia reciente.

Nuestro Indicador IBAM de la economía mexicana para el mes de mayo se ubicó en 171.23 unidades (índice general) vs. 167.59 unidades de abril (cifra revisada), reflejando un incremento de 3.59 por ciento nominal anual, (vs. 6.44 por ciento anual de abril), lo que implica que la economía se desaceleró respecto al ritmo de variación observado en el mes previo.

En este mes el subíndice de servicios mantuvo su velocidad al aumentar en 5.05 por ciento vs. 5.67 por ciento de abril; el subíndice industrial se contrajo en 2.97 por ciento vs. 3.11 por ciento de abril, dado que por una parte la producción automotriz creció raquíticamente, y la producción de Pemex siguió bajando. Esta es la primera caída en 26 meses en el subíndice industrial. La desaceleración de la producción automotriz es temporal, ya que las armadoras pararon producción para acondicionar sus plantas para la fabricación de los modelos 2016.

Con las cifras del IBAM, estimamos un incremento en el IGAE de mayo de 0.6 por ciento anual. En términos mensuales, el IGAE de mayo pudiera presentar una variación positiva de 1.8 por ciento mensual respecto al IGAE de abril. En la producción industrial estamos estimando un decremento de 0.3 por ciento real anual, que sería la primera caída en 17 meses.

Calculamos un crecimiento en el PIB de 1.6 por ciento real anual para el segundo trimestre de 2015. Para todo el año 2015, estimamos un crecimiento de alrededor de 2.5 por ciento real anual en el PIB y de 1.6 por ciento para la producción industrial. El Inegi publicará la producción industrial el 10 de julio y el 24 reportará el IGAE.

Correo: eofarril@actinver.com.mx 

También te puede interesar:
Nuestros diez principales pronósticos para el segundo semestre
Escenarios de la normalización de tasas y su posible impacto en México
Indicadores de mayo con desaceleración