Opinión

¿Qué nos dice el dato
del PIB?

 
1
 

 

ME. ¿Qué nos dice el dato del PIB?

A las 8:00 de la mañana de este martes el Inegi da a conocer la cifra de crecimiento del PIB durante 2015, cuando revele los datos del último trimestre.

Hace alrededor de un mes, por primera vez en su historia, el Instituto adelantó una estimación preliminar que apuntó 2.5 por ciento de crecimiento en 2015.

La información que ha surgido desde entonces confirma que es altamente probable que esa sea la cifra, a lo sumo, con alguna variación de una décima de punto porcentual (2.4 a 2.6 por ciento).

Quizás cuando lea este texto, el dato oficial ya se conozca. ¿Qué nos dice?

1.– Que no estamos bien… pero no estamos tan mal.

La institución multilateral que de manera más próxima (la semana pasada) ha actualizado sus estimaciones de crecimiento económico en el mundo es la OCDE. De acuerdo con el organismo, el PIB mundial crecerá en 3.0 por ciento este año. Entre las grandes economías, la que crecerá más será India con 7.4 por ciento, seguida por China con 6.5 por ciento (aunque China se desacelera). En el otro extremo está Brasil con una caída de –4.0 por ciento.

El 2.5 (o aproximado) de México está ligeramente por abajo del promedio mundial. No debe satisfacernos ni de lejos. Pero en el contexto mundial no es malo. Hay quien dice que lo único que nos debe importar es el resultado en México sin tomar en cuenta el entorno mundial. No estoy de acuerdo. Creo que ese voluntarismo no cabe en una economía como la nuestra, que, lo queramos o no, va a estar afectada por lo que ocurre en el exterior. Y de hecho, por esa misma razón será inevitable que el crecimiento de este año sea inferior al de 2015.

2.– El sector terciario de la economía fue el motor en 2015.

Si no hay sorpresas en las cifras, en el gran promedio de 2.5 por ciento para el PIB, el sector comercio y servicios habrá crecido a una tasa promedio de 3.2 por ciento. En la medida que este sector representa el 61 por ciento del PIB, su crecimiento habrá explicado aproximadamente 1.9 puntos porcentuales del aumento global. En otras palabras, alrededor de 77 por ciento del crecimiento habrá dependido fundamentalmente de actividades relacionadas con el mercado interno.

3.– Sin los efectos de la caída de precio y volumen de la actividad petrolera, creceríamos casi 3.0 por ciento.

El PIB de actividad petrolera probablemente cayó en algo así como 6.0 por ciento el año pasado. Por el peso específico que tiene, podría estimarse que su comportamiento le quitó 0.4 puntos porcentuales al crecimiento de este año. Así que probablemente la economía hubiera crecido 2.9 por ciento en caso de que el efecto de la actividad petrolera hubiera sido neutro sobre la economía.

4.– Hay razones para esperar un menor dinamismo del sector terciario en este año.

El crecimiento del mercado interno, se lo comentamos en múltiples ocasiones, derivó del crecimiento combinado del empleo formal, de los salarios y del crédito.

En el contexto de incertidumbre que existe va a ser difícil que las tasas del año pasado puedan sostenerse, por lo que el motor que apuntaló el crecimiento en 2015 no tendrá la misma potencia.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Funcionará la defensa del peso?
La oportunidad de Pemex
El dólar, el recorte y las tasas