Opinión

¿Qué le pega al peso?

 
1
 

 

¿Qué le pega al peso?

Aunque usted no lo crea, incidió más en la cotización del peso frente al dólar el asesinato de la parlamentaria británica Jo Cox el pasado 16 de junio, que los enfrentamientos en Oaxaca el domingo, que dejaron un saldo de al menos seis personas muertas.

¿Por qué razón fue así?

Por lo que le hemos comentado frecuentemente en este espacio: la cotización del peso frente al dólar en buena medida se decide en las operaciones de los mercados internacionales y usualmente no por factores que tengan que ver con fenómenos internos del país.

Tras el asesinato de Cox, que cimbró a la Gran Bretaña porque aparentemente fue perpetrado por un fanático antiinmigrantes y enemigo de la pertenencia a la Unión Europea (UE), cambió el sentido de las encuestas.

Hasta principios de la semana pasada, la preferencia a favor del Brexit era muy clara. En las encuestas levantadas en los días siguientes ha empezado a predominar ligeramente el 'permanecer' en la UE.

En el tracking de The Economist hay un 44 por ciento a favor de quedarse y 43 por ciento por salir, con 11 por ciento de indecisos.

La sensación de que es más probable que gane el 'permanecer' en el referéndum, motivó ayer un alza de las bolsas que disparó el índice Eurostoxx en 3.3 por ciento.

Además, propició un alza de diversas divisas frente al dólar. Nuestro peso ganó 18 centavos ayer.

Seguramente antes del referéndum del jueves se publicarán nuevos sondeos. De los resultados que ofrezcan va a depender el ánimo de los mercados financieros.

Si las intenciones a favor del Brexit volvieran a crecer, seguramente veríamos un nuevo brote de especulación. Y al contrario, si se ampliara la inclinación a 'permanecer', podríamos ver nuevas ganancias del peso.

Y lo mismo pasará con los resultados del referéndum. Si ganara la permanencia, no se extrañe de ver nuevamente cotizaciones del dólar por debajo de 18 pesos. Por el contrario, la salida le pegaría al peso con un impacto que quizás llevaría el dólar a 20 pesos o poco más.

Saldremos de esta coyuntura con cualquier resultado, y en semanas la atención va a estar puesta en la decisión de la Fed respecto a las tasas de interés y las campañas electorales en Estados Unidos.

Si Donald Trump tomara fuerza en los siguientes meses, otra vez nuestro peso sería víctima del hecho. Si, al contrario, las encuestas mostraran que Hillary Clinton es quien va al frente con amplitud, entonces nuestra moneda tendería a fortalecerse.

Pagamos el costo por el hecho de que el peso se haya convertido en la moneda más cotizada en el mundo entre las de los mercados emergentes. Es por esa razón que pesan más en la paridad los fenómenos de impacto global que los de carácter local.

CAMBIOS
Creo que es claro que los cambios no se agotan con la salida de Manlio Fabio Beltrones del PRI y también que su discurso de ayer es de alguien que se queda en el sistema político con alguna otra asignación.

Me parece que es cuestión de horas o a lo sumo de días, para verlo reaparecer como parte de los movimientos del tablero priista tras el resultado electoral del pasado 5 de junio.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El Brexit mexicano
Un cambio de fondo en América Latina
América Latina, en ambiente adverso