Opinión

Qué le pasaría a Estados Unidos si se sale del TLCAN

 
1
 

 

TLCAN

Son numerosos los análisis que mencionan los costos que tendría la economía mexicana en caso de que se cancelara el TLCAN. Sin embargo, son pocos los trabajos que analizan de manera seria el impacto de esta decisión dentro de la economía norteamericana. Incluso un porcentaje importante de la sociedad norteamericana considera negativo este convenio, por lo que han solicitado que se cancele.

Por lo mismo, el presidente Trump continúa amenazando con salirse del mismo y sus negociadores han presentado propuestas difíciles de aceptar por los otros dos países. Por ejemplo, están la eliminación de los tribunales especiales para la resolución de controversias entre las partes, para ser sustituidas por cortes nacionales o la revisión del Tratado cada cinco años para evitar su cancelación, así como el incremento de contenido nacional en la industria automotriz que haría inviable el esquema actual o restricciones al comercio de productos agrícolas en determinadas épocas del año.

Por lo mismo, cabe mencionar algunos de los impactos que podría sufrir la economía norteamericana de cancelarse el tratado:

1. Se incrementarían los aranceles a las importaciones que tendrían que pagar los consumidores en el vecino país del norte, a un promedio de 3.5 por ciento, impactando la inflación y el poder de compra de su población.

2. En un entorno de mayores aranceles sería muy difícil evitar que México y Canadá también suban algunos aranceles, lo cual reduciría las importaciones de diversos bienes de Estados Unidos, perjudicando a sus productores.

3. Los cambios en aranceles y en los procedimientos aduanales serían una restricción al flujo en las fronteras, perjudicando la disponibilidad de distintos bienes e insumos, impactando los procesos y las cadenas productivas. Esto perjudicaría los costos y la rentabilidad en las empresas manufactureras.

4. Varios centros comerciales y cadenas departamentales en aquel país están cerrando tiendas por sus menores márgenes de utilidad, por lo que aumentar los precios de sus productos por mayores aranceles, sobre todo en ropa, calzado y productos para el hogar, agravaría el actual problema que enfrentan.

5. El rompimiento del Tratado debilitaría al peso mexicano, lo que haría nuestras exportaciones más baratas en dólares, al mismo tiempo que encarecería en pesos las importaciones que hagamos. Por lo mismo, el déficit comercial de Estados Unidos con nuestro país no sólo no se reduciría, sino que se puede elevar de manera significativa, que es lo contrario de lo que pretenden. Además la zona fronteriza enfrentaría una importante caída en su comercio.

6. El incremento en el porcentaje de contenido nacional (contrario al regional que existe en la actualidad) pondría en riesgo a varias empresas automotrices, ya que no podrían competir con los fabricantes asiáticos y europeos, siendo el resultado contrario al buscado.

7. México incrementaría su relación comercial con otros países con los que tiene acuerdos de libre comercio, con lo que reduciría su demanda de bienes norteamericanos, perjudicando a sus empresas. Especialmente serían artículos de China, Corea y Japón, apoyando el desarrollo de aquella parte del mundo.

8. Aunque Estados Unidos trataría de llegar a un acuerdo comercial bilateral, el entorno político en México ya no sería tan favorable como lo es en la actualidad, por lo que sería difícil terminarlo en el corto e incluso en el mediano plazos.

9. Además, es posible que se descompongan otros acuerdos que existen en la actualidad entre nuestros países, como son el de intercambio de información entre las diversas autoridades gubernamentales y regulatorias, acuerdos educativos y científicos, de lucha contra el comercio de drogas ilegales, de turismo, etcétera.

10. Esto sería una señal negativa para otros países que tengan acuerdos y convenios con Estados Unidos, al presentarse como un socio poco confiable.

Es por estas razones y otras más que diversos sectores productivos dentro de Estados Unidos no ven con agrado la cancelación de este acuerdo, por lo que es posible que tomen una posición más activa en las siguientes semanas.

* El autor es economista.

Opine usted: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:
Subirá la probabilidad de que EU se salga del TLCAN
Posibles impactos de la reforma fiscal de EU
​Impacto de los sismos en la calificación crediticia