Opinión

¿Qué le enseño a un niño sobre finanzas personales?

 
1
 

 

dinero, hijos

Desconocemos el entorno económico que les tocará vivir a los niños de hoy, pero en cualquier caso existe una tarea de aprendizaje. Si enfrentan un mundo lleno de éxitos habrá de ayudarles para administrar la abundancia y si encuentran crisis en el camino, debemos procurar que identifiquen las rutas para salir de ella.

Los estudiosos del tema sugieren dirigir el esfuerzo hacia las actitudes de los niños y menos en los conocimientos, que pueden adquirir después. Si bien hay predisposición propias del carácter de las personas -algunos son más ordenados o pacientes que otros-, la mayor parte de la interacción con el dinero se obtiene de la experiencia en el hogar.

El ejemplo de los padres es la mejor manera de que los niños capten la importancia de mantener un orden financiero; siempre y cuando venga con reflexión para que lo asimilen e incorporen a su vida cotidiana. Es decir, hablar de los retos y las soluciones tomadas, proyectando tranquilidad y no angustia en el manejo de los recursos.

Si nos la pasamos quejándonos sobre la situación económica en casa, transmitimos frustración y contaminamos la percepción de los hijos.

Algunos principios a fomentar en los niños son el gastar con responsabilidad y elegir lo comprado; planear y presupuestar en función de explorar alternativas; y ahorrar para lograr sus metas. Otro enfoque que pongo a consideración es el de disfrutar las posesiones, sin menoscabo de aspirar a superarse.

Cuando los hijos van creciendo es frecuente que ocurran conflictos relacionados con el uso del dinero y es ahí en donde la comunicación se convierte en un factor fundamental.

Incluso, las crisis son buenos momentos para aprender juntos sobre cómo abordarlas; los errores cometidos hacen reflexionar y evita repetirlos en la familia que lleguen a formar.

La riqueza puede impedir una visión equilibrada, si elimina la experiencia de la austeridad y la prudencia en la administración. Hay que prepararlos para que generen su propia realidad y es difícil inculcar el ahorro cuando todo se les da sin medida.

Implica un involucramiento profundo con ellos, porque aunque los padres sepan que los sueños son pasajeros, valorar los deseos de los niños y ayudarlos a conseguir sus objetivos con base en un legítimo esfuerzo, da una enseñanza que los acompañará el resto de sus vidas y les permitirá alcanzar el éxito.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Son las finanzas personales para capitalistas, ricos y esnobs?
¿Qué tiene que ver Maslow con mis finanzas personales?
¿Cuánto quieres ganar como emprendedor?